Público
Público

El Barça y Messi, marcas comunicantes

El conjunto azulgrana resuelve en Mallorca (2-4) y el argentino, con dos goles, supera los 75 tantos marcados por Pelé en 1958.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barcelona se olvidó en Mallorca de Glasgow. El tropiezo ante el Celtic en Champions ya es agua pasada y ante el conjunto de Caparrós los de Tito Vianova recuperaron la senda victoriosa que mantiene en Liga (2-4), en la que todavía no ha perdido un partido en las once jornadas que se llevan disputadas.

Los azulgranas se encontraron muy pronto con todo a favor, lo que permitió al equipo dejarse llevar en el segundo tiempo y a Leo Messi marcar otros dos goles, con lo que ya ha alcanzado la importante cifra de 76 goles en un mismo año. Y es que el argentino ha logrado superar los 75 tantos que otro futbolista mítico como Pelé logró en el año 1958.  De este modo, la 'Pulga' ya es el segundo futbolista que más goles ha marcado en un año natural. El primero sigue siendo el delantero alemán Gerd 'Torpedo' Müller, quien anotó 85 dianas en 1972.

El Barça se fue al descanso con 0-3 en el marcador sin desplegar, una vez, un juego demasiado brillante. Primero Xavi, de falta magistral, luego Messi con la inestimable ayuda de Aouate y Tello de jugada personal, dejaron sentenciado el choque en la primera parte. Después, tuvo una 'pájara' momentánea que le costó encajar dos goles en tres minutos. Pero apareció Messi para cerrar el marcador con un misil que se coló por toda la escuadra de la portería bermellona.

Por su parte, el equipo balear sigue cayendo en picado en la Liga al encajar su sexta derrota consecutiva. Mejoró su imagen con respecto al 0-5 del Real Madrid, pero no fue suficiente ante un rival muy superior como el de hoy.

El equipo balear presionó más en la primera parte, jugó a la defensiva, con Tomer Hemed en punta e, incluso, pudo marcar con un cabezazo del propio delantero israelí (min. 21) que Víctor Valdés envió al córner. Cuando empezaba a creer que ese planteamiento daría sus frutos, con un Barça dueño del balón pero sin dinamita arriba, llegó la genialidad de Xavi Hernández (min.28), que batió con una 'banana' perfecta de falta a Aouate.

Abierta la lata, el equipo de Tito Vilanova se entretuvo unos minutos antes de asestar dos zarpazos en apenas un minuto. El primero de Messi (m.43), que contó con la colaboración involuntaria de Aouate, que quiso atrapar el balón pero se le escapó de forma inocente, para marcar su gol número 14 en la Liga -lo celebró chupándose el dedo en homenaje a su hijo recién nacido Thiago-, y el segundo de Cristian Tello, buscando el segundo palo tras abrirse hueco entre la defensa en el pico del área.

El Mallorca se fue al vestuario como un boxeador noqueado, sin entender cómo podía ir perdiendo 0-3 tras una primera parte en la que había aguantado bien el empuje del Barça. Los tres goles de desventaja surtieron de cierto revulsivo para el equipo balear en la segunda parte. El conjunto de Joaquín Caparrós, con Alejandro Alfaro en el sitio de Hemed, fue más agresivo y encontró su premio con dos goles en tres minutos ante un Barça que se mostró sorprendentemente pasivo.

Primero, el francés Michael Pereira (m. 53) marcó dentro del área y después Víctor Casadesús transformó un penalti que había cometido Sergio Busquets al tocar el balón con la mano. De manera inesperada, había partido. Pero de nuevo Messi se encargó de dejar claras las jerarquías. Y no dio lugar a más sorpresas. Marcó el segundo en la cuenta particular y el cuarto de su equipo. Ahí se acabó el choque.

2 - Mallorca: Aouate; Ximo (Marc Fernández, m.81), Geromel, Conceiçao, Bigas; Nsue, Martí (Fontás, m.73), Pina, Pereira; Víctor y Hemed (Alfaro, m.46).

4 - Barcelona: Víctor Valdés; Dani Alves, Piqué, Mascherano (Marc Bartra, m. 83), Jordi Alba (Montoya, m.86); Busquets, Xavi, Cesc Fábregas; Messi, Villa (Alexis, m.65) y Tello.

Goles: 0-1, M.28: Xavi. 0-2, M.43: Messi. 0-3, M.45: Tello. 1-3, M.54: Pereira. 2-3, M.57: Víctor, de penalti. 2-4, M.69: Messi.

Árbitro: Iglesias Villanueva (comité gallego). Amonestó a Martí y Busquets.

Incidencias: Partido correspondiente a las undécima jornada de Liga disputado en el Ibetostar Estadio ante 15.490 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del directivo del Mallorca Antoni Calafat.