Público
Público

Barça y TAU buscan dar el último paso hacia la Final Four de Madrid

Junto a ellos el Montepaschi, el Maccabi, el CSKA, el Olympiacos y el Partizán lucharán en los cuartos de final de la Euroliga por alcanzar la cita madrileña y suceder en el palmarés al Panathinaikos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cuartos de final de la Euroliga empezarán hoy en Siena, Vitoria, Tel Aviv y Moscú, donde se medirán los ocho aspirantes a heredar el trono que ya ha dejado vacante el Panathinaikos griego y que se jugará en el Palacio de los Deportes de Madrid entre el 2 y el 4 de mayo.

La ausencia del equipo que dirige el serbio Zeljko Obradovic y la del anfitrión de la fase final, el Real Madrid, son las más destacadas de una ronda que, como no podía ser menos, se presenta apasionante y en la que el Tau Vitoria y el Axa Barcelona suponen la representación española tras la caída también del Unicaja Málaga.

El Partizán, un histórico en el camino baskonista 

El Tau se verá las caras con el 'verdugo' del Panathinaikos, el sorprendente Partizán de Belgrado, un clásico que ganó la competición en 1992 y que quiere reverdecer los laureles de la eterna fábrica del baloncesto serbio.

El equipo que dirige el croata Neven Spahija ha sido el mejor de la segunda fase, denominada 'top 16', busca su cuarta fase final consecutiva y acabar con el maleficio que le deja aún sin el máximo título tras perder en 2001 en la serie definitiva con el Kinder Bolonia italiano (3-2) y en 2005 en Moscú frente al Maccabi Tel Aviv. La ventaja del Tau es su mayor experiencia, así como el factor cancha para un hipotético tercer encuentro, que de ser necesario sería en el Buesa Arena.

Tel Aviv, complicada parada para el Barça 

El Axa Barcelona, en cambio, no disfrutará de esa ventaja ante un equipo mucho más poderoso sobre el papel, el Maccabi Tel Aviv, otro clásico y uno de los mejores equipos en esta competición en los últimos tiempos, con títulos en 2004 y 2005 y finalista en 2006.

El cuadro israelí, junto al Olympiacos, dejó en la cuneta al Real Madrid con un angustioso triunfo en Vistalegre tras una prórroga -rubricado con la derrota blanca en la última jornada en Atenas-, y dispone de un arsenal de efectivos amplio y contundente, por lo que será un rival de cuidado para el Barcelona, que salió airoso en su lucha con el Unicaja.

El CSKA quiere volver a coronarse

El CSKA Moscú, actual subcampeón y ganador del torneo en 2006 (además de 1961, 1963, 1969 y 1971), quieren aprovechar la eliminación del Panathinaikos para confirmarse el gran equipo europeo de los últimos tiempos.

El cuadro moscovita, que aspira al récord de su sexta clasificación para la fase final, cuenta con una plantilla de ensueño que para estar en Madrid, no obstante, debe apear al Olympiacos, un bloque de 'guerreros' adiestrados por el corazón de un mito del baloncesto heleno como Panagiotis Giannakis. Para buena parte del CSKA el Palacio de los Deportes de Madrid es un escenario de gratísimo reciente recuerdo, pues allí Rusia se proclamó el año pasado campeona de Europa al derrotar en la final a España.

La otra eliminatoria la dirimirán los campeones italiano y turco, el Montepaschi Siena y el Fenerbahce turco, un duelo inesperado a la vista de los rivales que dejaron atrás. El Montepaschi defiende el honor de los clubes italianos y busca regresar a una fase final después de estar en las de 2003 y 2004, en tanto que los turcos quieren entrar por primera vez en su historia. El factor cancha, a la vista del poderío transalpino en casa, podría resultar decisivo.