Público
Público

Van Basten y Van der Sar se despiden de la 'oranje' sin consuelo

Todas las expectativas creadas por Holanda se diluyeron ayer con la estrepitosa derrota ante Rusia, lo que precipita el adiós del seleccionador y uno de los mejores porteros de su historia

AGENCIAS

Se fue Holanda y lo hizo sin consuelo, como siempre. El equipo 'oranje', el que siempre apunta muy alto, volvió a errar el tiro, esta vez en la despedida como seleccionador de Marco van Basten y de uno de los mejores porteros de su historia, Edwin van der Sar.

Rusia le dio un repaso en todas las líneas. Apenas tuvo opciones frente a un equipo con una endiablada velocidad de reacción y una magnífica concepción futbolística en la que destacaron el mediapunta Arshavin, el delantero Pavlyuchenko y el lateral zurdo Zhirkov.
Maravillaron los holandeses en sus dos primeros partidos. Jugaron como pocos equipos lo pueden hacer, tal fue su nivel que dejaron por el camino dos víctimas ilustres, dos campeones del Mundo, Italia y Francia.

Tan bien jugaron que en 180 minutos ya tenían la primera plaza del 'grupo de la Muerte'. Ante Rumanía, en el último partido de la primera fase, con los suplentes, fue la confirmación de que Holanda no tenía un once tipo, sino un magnífico grupo de jugadores.

Seguramente tantos días de descanso, puso fuera de situación al equipo de Van Basten, pero la evidencia es que sucumbió ante Rusia, un equipo que ha ido mejorando partido a partido después del varapalo inicial ante España (4-1).

Se va Holanda a casa y Marco van Basten dejará la selección. El técnico ya anunció antes del inicio de la Eurocopa, que su próximo destino sería entrenar al Ajax de Amsterdam, todo un reto para un técnico que no quería ser técnico cuando dejó el fútbol por una lesión y empezó a entrenar, como ayudante, hace sólo cinco años.

En este tiempo, Van Basten fue ayudante de John van't Schip, y un año después, en 2004, fue nombrado seleccionador. Llevó a su equipo al Mundial de 2006, pero Holanda cayó en octavos. En la Eurocopa se ha vuelto a repetir la historia, de nuevo fuera en el primer partido del cruce.

Se va Van Basten al Ajax de Amsterdam, el club en el que creció y en que debutó después de sustituir a Johan Cruyff, toda una declaración de intenciones. Vuelve al club 'ajaccied' donde jugó 133 partidos y marcó 128 goles, y donde encontró su catapulta hacia el gran Milán.

Y con él también se irá del equipo Edwin van der Sar. El meta del Manchester United, de 37 años, se ha mantenido como portero titular del equipo holandés en los últimos 13 años, puesto que debutó en 1995. En total, 127 partidos con lo que es el jugador de la selección holandesa con mayor número de encuentros internacionales, después de que superara los 112 de Frank de Boer.

Holanda ha sido el equipo que mayores expectativas creó. Su fútbol alegre y ofensivo (nueve goles en los tres primeros partidos) fue una bocanada de aire fresco frente al fútbol especulativo que circula por las grandes competiciones, pero a la hora de la verdad falló.

Se vino abajo como históricamente lo ha hecho Holanda. La 'naranja mecánica', la primera versión del fútbol total, rozó el cielo en los Mundiales de 1974 (finalista ante Alemania) y en el del 78 (finalista frente a Argentina), es el ejemplo del equipo que pudo haber sido y no fue y en su historial sólo figura un título mayor: la Eurocopa de 1988.

La eliminación en cuartos de final iguala su peor clasificación desde 1996. Ahora, la Federación Holandesa confiará su nuevo proyecto, que debe llevar al equipo hasta el Mundial de Sudáfrica, a un técnico con un perfil totalmente diferente: Bert van Marwijk.

Suegro de Mark van Bommel, ex jugador del Barcelona y ahora en las filas del Bayern de Munich, esté técnico de 57 años ha dirigido últimamente al Feyenoord de Rotterdam y no ofrece un historial destacable, puesto que sólo tiene una Copa de Holanda como jugador del AZ Alkmaar y una Copa de la UEFA (2002), como entrenador del Feyenoord.