Público
Público

Cañizares, imputado en un caso de relaciones sexuales con menores

El ex portero del Valencia ha sido llamado por un juez de Ibiza para que aclare si participó junto a un mentalista llamado 'El Brujo' en un encuentro con un grupo de menores

PÚBLICO.ES/AGENCIAS

 

El ex portero del Valencia, Santiago Cañizares, deberá prestar declaración en calidad de imputado ante el juez de instrucción número tres de Ibiza tras verse involucrado en un presunto caso de relaciones sexuales con menores.

Según informa el diario balear Última Hora, el nombre del ex guardameta fue mencionado por una joven como uno de los hombres con los que fue incitada a mantener relaciones sexuales cuando era menor de edad, unos encuentros en los que habrían participado otros deportistas y que habrían sido organizados por Tomás A.R., un mentalista manchego de 53 años conocido como 'El Brujo', quien ofrecía sus servicios a distintos clubes de Ibiza y de la Península.

Cañizares, según el mismo diario, tendrá que declarar en el juzgado en calidad de imputado para poder defenderse con todas las garantías procesales de las declaraciones de la citada joven, según señala el rotativo local, que destaca que al futbolista, quien ya ha prestado declaración como testigo, ya se le había relacionado anteriormente con Tomás A.R.

Así, el ex portero podría no tener que trasladarse a Ibiza si finalmente se le permite prestar declaración en un juzgado de instrucción de Valencia. El magistrado Pablo Mendoza, titular del Juzgado de Instrucción número tres de Ibiza, es el máximo responsable del caso de 'El Brujo', que lleva acumuladas una quincena de denuncias de mujeres que dijeron haber sido víctimas de abusos sexuales cuando tenían edades comprendidas entre los 11 y los 22 años.

Según la declaración de las mujeres, el mentalista las convencía para que estuvieran con hombres que, según él, les podía ayudar en su recuperación, si bien existe la posibilidad de que estos hombres no tuvieran conocimiento de que las chicas eran menores.

Después de que el caso haya salido a la luz pública, el representante de Cañizares, Alberto Toldrá, ha asegurado en un comunicado que su representado es "víctima de unas acusaciones falsas" en relación con su presunta implicación en un caso de relaciones con menores y dice que se pretende "atraer una atención mediática en el proceso judicial que está abierto contra terceros".

En la nota remitida por el despacho de Alberto Toldrá se asegura que "la única intención de la parte demandante es que los medios de comunicación se hagan un mayor eco del proceso a través de la fama que conlleva su condición de conocido futbolista".

En opinión de Toldrá, el proceso judicial servirá "para esclarecer los hechos, demostrar que Santiago Cañizares nunca estuvo involucrado en este asunto y para que su imagen quede libre de cualquier sospeca". Además, en el comunicado se informa de que Cañizares no hará declaraciones sobre el asunto "por respeto hacia la Administración de Justicia y para no entorpecer la actuación judicial inicialmente abierta contra terceros, hasta que el asunto quede aclarado".