Estás leyendo: Carácter sin lágrimas

Público
Público

Carácter sin lágrimas

Los alemanes nunca se dan por vencidos

ALFREDO VARONA

Lo dice la canciller Ángela Merkel, que se siente radiografiada en ellos: “A mí lo que me fascina de nuestros jugadores es que son capaces de mantener la tensión hasta el final”. Y lleva razón la señora Merkel, que premia a la Alemania de toda la vida, la que no se siente derrotada ni en el calabozo. Hay millones de pruebas.

Algunas en grandes finales como la de Méjico 86 cuando igualó un 2-0 ante una Argentina que le daba un baño. O la del Mundial 82 cuando no le salió nada ante Italia. Pero cerca del minuto 90 Breitner le clavó un pelotazo a Zoff. A orgullo no le ganaba nadie a ese hombre.

Naturalmente, ha habido selecciones alemanas que han arrasado como la de Inglaterra 72 con aquella generación de Breitner, Schwarzenbeck o Uli Hoeness. O la de Italia 90 con Mathauss, Klissmann y Brehme. Pero este de ahora no es el caso. No hay gran diferencia futbolística entre España y Alemania.

De carácter tal vez sí, y hay miles de ejemplos para homenajear el carácter alemán. Así que aunque el partido se ponga fantástico para España, siempre habrá que desconfiar de Alemania. Desde luego, no esperen a los jugadores de Löw echándose la culpa unos a otros. Eso es tan difícil como que hoy amanezca nevando en Madrid.