Público
Público

César Pérez llevaba anabolizantes

El laboratorio de Colonia detecta una sustancia prohibida en una de las ampollas requisadas al entrenador de Marta Domínguez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Es el primer positivo que ofrecen los análisis de productos incautados en la operación Galgo. El laboratorio de Colonia (Alemania) ha emitido su veredicto: hay un anabolizante prohibido en la ampolla enviada desde Madrid para su análisis, según informaron a Público fuentes del caso. Se trata de una de las dos ampollas confiscadas en el coche de César Pérez, entrenador de Marta Domínguez, cuando éste se dirigía a Palencia para encontrarse con su pupila.

La intervención de la Guardia Civil tuvo lugar el pasado 13 de julio. Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) que seguían las conversaciones telefónicas de la campeona del mundo de 3.000 metros obstáculos sabían que Pérez viajaba a Palencia aquel día. Según reveló en su día El País, Marta le había pedido el día anterior que le acercara los dos 'pendientes de platino', expresión utilizada por los implicados para referirse al AMTH-2, según la conclusión a la que llega la Guardia Civil.

El AMTH-2 es una sustancia oleosa, muy utilizada en culturismo, que no está catalogada como prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje. Sin embargo, análisis de muestras del AMTH-2 en otros casos de dopaje han detectado la presencia de sustancias prohibidas en las ampollas que contienen este compuesto. Y esta es la conclusión a la que ha llegado el laboratorio de Colonia: las ampollas de AMTH-2 que transportaba Pérez contenían un anabolizante.

La conversación entre la atleta y su entrenador suponía un indicio con entidad para intentar que se convirtiera en prueba. Así que la UCO solicitó la ayuda de la Agrupación de Tráfico y el entrenador de Marta se encontró con lo que parecía un control rutinario de carretera camino de Palencia. El atasco era considerable y uno de los coches seleccionados por los guardias para su registro fue el de Pérez. Él no lo sabía, pero los agentes que registraron su vehículo pertenecían a la Sección de Consumo y Medio Ambiente de la UCO.

Las dos ampollas se encontraban en un bolso de mano que contenía diversos frascos de medicamentos. El AMTH-2 iba en una pequeña caja de color oscuro. Los viales iban impresos con 'Andromethostyl-dipropionat 50 mg/ml'.

Este positivo es considerado clave por los investigadores y pone de manifiesto la sutileza de los métodos utilizados por la trama desarticulada para esconder sus prácticas ilegales. Tanto Domínguez como Pérez están imputados por la jueza Mercedes Pérez Barrios por un delito de tráfico de sustancias ilegales, tipificado en el artículo 361 bis del Código Penal.

César Pérez declaró ante la juez suplente el pasado 12 de diciembre. Al salir de los Juzgados de Plaza de Castilla, el técnico reivindicó su inocencia y aseguró que salía 'sin cargos y sin fianza'. Sin embargo, Pérez figura como imputado. Y en una posición más comprometida desde el dictamen del laboratorio de Colonia.