Público
Público

Cherogony bate el récord de la maratón de Madrid

El cacereño Miguel Angel Gamonal se proclamó campeón de España en su debut en la distancia.

EFE

Thompson Cherogony, de 31 años, recuperó tres años después la tradición keniana en el maratón de Madrid al ganar la 33 edición con un tiempo de 2h11:27, nuevo récord de la prueba madrileña, mientras que el cacereño Miguel Angel Gamonal se proclamó campeón de España en su debut en la distancia.

El récord anterior del maratón madrileño pertenecía a otro keniano, Joseph Ngolepus, que venció en 2006 con 2h11:30.

Gamonal (2h17:27) estuvo lejos, sin embargo, de la marca mínima (2h15:00) que le hubiera dado la clasificación directa para los europeos de Barcelona, en julio próximo. "Era mi primer maratón y he salido muy conservador, con mucho miedo. Al final he progresado, he pasado a todos los españoles. Creo que podía hacer 2h10, pero no en este circuito. Hacía mucho calor", comentó a EFE.

Cherogony, vencedor en 2009 del medio maratón nocturno de Bilbao y en posesión de una marca personal de 2h10:45 con la que ganó en Reims en 2008, batió a su compatriota Dickson Chumba en la cuesta arriba que conducía a la meta situada en el parque de El Retiro.

En categoría femenina se impuso con un tiempo de 2h34:39 la etíope Girma Tadese, que este mismo año ya había ganado el maratón de Sevilla con una marca muy parecida (2h34:53), mientras que Ana Casares, sexta, se proclamó campeona de España con 2h47:50.

El día amaneció espléndido, con tiempo soleado y una temperatura que en la salida, a las 9.00 horas, era de 15 grados, pero el termómetro amenazaba con subir hasta los 24 cuando, cuatro horas después la mayor parte de los inscritos se encontrara frente a la parte más dura, a partir del km.35.

Entre la masa de 15.000 corredores se destacaba la pequeña figura del más grande, el etíope Haile Gebreselassie, plusmarquista mundial de la prueba (2h03:59), que apoyó la carrera madrileña participando en la distancia de 10 kilómetros, introducida en esta 33 edición y simultánea con el maratón.

Las dos carreras se bifurcaron en el cuarto kilómetro, junto al estadio Santiago Bernabeu, Gebre ya estaba muy por delante en los 10 km. y enfilaba victorioso la cuesta abajo camino de la meta en el parque de El Retiro, mientras el gallego Manuel Penas, primera liebre, encabezaba el grupo de africanos que arropaba al ruso Grigory Andreev en el maratón.

Cumplida la mitad de carrera en 1h05:21 (parcial medio minuto más lento que en 2009), el grupo delantero, encabezado por el keniano Clement Rotich, había quedado reducido a nueve. Los españoles, por detrás, se jugaban el título de España.

El maratón de Madrid seleccionaba este año al campeón de España y otorgaba, además, al primer corredor nacional la posibilidad de ganarse un puesto en la selección para los Europeos de Barcelona si bajaba de 2h15:00 (hombres) o de 2h35:00 (mujeres).

El eritreo Abhanom Abraha tiró en el km. 25 y en la Casa de Campo, el punto más bajo de la carrera, se quedó arriba con los kenianos Dicson Chumba, Thompson Cherogony, David Toniok y Jonathan Kipkosgei. Este último, vencedor en 2007 con 2h12:46.

El quinteto permaneció unido diez kilómetros. En el 35 (1h48:11), Kipkosgei y Cherogony se adelantaron, y en la primera rampa este último, ganador del medio maratón de Bilbao en 2009, rompió hacia arriba pero pagó tributo al esfuerzo y fue rebasado por Chumba, que había tenido un encontronazo con un gaitero asturiano.

Chrogony no había dicho su última palabra. Respiró un par de minutos y volvió a la carga, esta vez con efectos definitivos.