Público
Público

La chilena estratosférica de Ibrahimovic

El sueco marca un golazo para la posteridad. En total, le hizo cuatro a Inglaterra. Portugal solo puede empatar contra Gabón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Zlatan Ibrahimovic dejó anoche su propio sello en la historia del fútbol. Le marcó él solito cuatro goles a la selección inglesa (4-2). Toda una proeza que será casi olvidada porque uno de esos goles fue un auténtica obra de arte. Después de un partido magistral, el delantero sueco quiso poner la puntilla casi al final del mismo. Hart, nada inspirado durante el encuentro, quiso despejar un balón con la cabeza fuera del área. 'Ibra', sin dejar caer el balón, se giró y ejecutó una chilena antológica. Escorado y desde fuera del área marcó, sin duda, uno de los mejores goles de la historia.

Inglaterra viajó a Suecia sin muchos de sus hombres habituales para inaugurar el Friends Arena, el nuevo estadio de la selección nórdica. Pero lejos de tomárselo como un duelo amistoso, el conjunto local vivió una fiesta con su afición. Los de Roy Hodgson necesitaban un triunfo que hiciera olvidar el último tropiezo ante Polonia en la fase de clasificación para el Mundial de 2014.

Suecia, que salió con todos sus efectivos, buscó vengarse de la derrota que sufrió en la Eurocopa frente a Inglaterra aprovechando las buenas sensaciones que les dejó la espectacular remontada ante Alemania. A pesar de que los ingleses saltaron al césped con más ganas, el encuentro se fue equilibrando y fue la selección sueca la primera en golpear.

En el minuto 20, Ibrahimovic aprovechó un centro desde la derecha para fusilar ante Hart. Con el marcador en contra, Inglaterra se puso manos a la obra para conseguir un empate que llegó en el minuto 36. Ashley Young, tras una gran internada por la izquierda, centra para que Welbeck la empuje directamente a la red. Cuando Suecia aún no se había repuesto del tanto del empate, Gerrard botó una falta y el balón le cayó a Caulker, que celebró su debut con la absoluta firmando el tanto de la remontada.

Ya en el segundo acto, Gerrard pudo incrementar la ventaja en una de las escasas ocasiones de las que dispuso Inglaterra, pero Ibrahimovic volvió a erigirse como el héroe de su equipo al anotar los dos tantos de la remontada y el golazo de la jornada. En el primero, controló bien con el pecho al recibir un centro de Svensson y no se lo pensó dos veces para batir a Hart; en el segundo, aprovechó un error de Hart para anotar con un disparo raso de falta y, en el que cerró la goleada, provocó el delirio en las gradas al enganchar un balón en el aire de chilena y desde la banda para batir de nuevo la portería rival.

Por su parte, Portugal tuvo que hacer frente a la ausencia de Cristiano Ronaldo para superar su examen ante la selección de Gabón. Los de Paulo Bento, muy cuestionados después de sus últimos pinchazos ante Rusia e Irlanda del Norte en la fase de clasificación, no fueron capaces de pasar del empate ante el combinado africano (2-2).

El cuadro luso continuó sin convencer en su juego y se vio sorprendida por la selección africana nada más cumplirse la primera media hora de juego, cuando Madinda, de penalti, adelantó a los locales. Tan solo tres minutos después, Pizzi, también desde los once metros, logró igualar el resultado. En el minuto 60, Miguel Lopes arregló momentáneamente la papeleta al fabricar el gol de la remontada lusa pero, en el 69, apareció Biyogo Poko para anotar, otra vez de penalti, el tanto del empate definitivo.

En otro de los amistosos destacados de hoy, la Rusia de Fabio Capello no ha podido continuar con su racha victoriosa al no pasar del empate con Estados Unidos (2-2). Desde que llegó a ocupar el banquillo, el técnico italiano suma pleno de triunfos en la fase de clasificación para el Mundial de Brasil, donde lidera su grupo, pero todavía no sabe lo que es ganar en partidos amistosos.

Rusia comenzó ejerciendo el dominio en un duelo con mucho ritmo y, a los nueve minutos, Smolov, en su debut, estrenó el marcador en una jugada en la que acabó lesionado. Los locales controlaron el balón sin problemas y, en la segunda mitad, salieron con ganas de sentenciar el partido. Sin embargo, Bradley empató la contienda en el minuto 76. A falta de seis minutos para el final, Shirokov volvió a poner por delante a Rusia de penalti pero, cuando los rusos celebraban una nueva victoria, Diskerud estableció el empate definitivo ya en el descuento.

Entre el resto de encuentros internacionales, destacaron varios soporíferos. Argentina no pudo inaugurar el marcador (0-0) en su visita a Arabia Saudí y en Amsterdam también empataron sin goles Holanda y Alemania. Además, Francia avisó a España de su potencial ganando por 1-2 a Italia.