Estás leyendo: Sólo cinco minutos

Público
Público

Sólo cinco minutos

España arregla un partido oscuro con un gran tramo final (18-21)

IGNACIO ROMO

España arregló todo en cinco minutos. Los cinco últimos. Aventajaba a Túnez por un solo gol (16-17) y empezaba a sentir miedo. Porque el de ayer era un enfrentamiento decisivo para la clasificación (avanzan los tres primeros de cada grupo) si se asume la hipótesis que considera superiores a Francia y Alemania.

Aginagalde logró un gol decisivo, muy peleado. Quedaban 4:40 para el final. El irundarra luchaba con un defensa, caía, intentaba zafarse. Logró revolverse y enganchó un lanzamiento impensable casi en el suelo. España volvía a disfrutar (16-18) de dos goles de ventaja. Entonces surgió Hombrados.

Pocos segundos después del gol de Aginagalde, el meta del Ciudad Real protagonizó una gran parada. Su acción propició un contraataque ejecutó Alberto Entrerríos elevándose con maestría y soltando un tremendo latigazo. El central fue ayer el mejor de la selección junto a Hombrados. Iker Romero (de penalti) y Gurbindo lograron los dos goles que remataron (18-21) a Túnez.

Los hombres de Valero Rivera habían arrancado muy mal, como con pereza. España tardó 11 minutos en abrir la lata. El choque comenzó sumido en el letargo, con dos equipos romos. Fue el reflejo de lo que sería el resto del partido. Defensas bien armadas, dos porteros (Hombrados y Hamza) de gran nivel y escasa creatividad en los ataques. Tras su gol inicial, Túnez no volvió a disponer de ventaja en el marcador en la primera parte. España se situó con 1-3 a su favor y mandó siempre en el marcador hasta el 9-7 con el que se fueron los equipos al descanso.

Túnez arrancó la segunda parte con energía. Su defensa seguía funcionando y los contraataques de norteafricanos daban fruto. Un parcial de 3-0 situó a los tunecinos con 13-12 a su favor. Luego vendría el despegue final de los de Rivera. Sin embargo, por lo visto ayer, España está lejos de sus días de gloria y hoy ante Alemania (18.30 horas) buscará una victoria clave para pasar de ronda.