Público
Público

Comienza el trabajo duro para Luis

El seleccionador quiere transmitir confianza a sus jugadores para superar la barrera de los cuartos ante Italia

AGENCIAS

Comienza una nueva Eurocopa para la selección española, que disfrutó hoy de su último día libre hasta que concluya su participación en el torneo, intervención que Luis Aragonés espera estirar hasta el 29 de junio, fecha de la final en Viena.

Para ello, España se ha puesto seria y Luis trabaja la mente de sus jugadores, todavía no restablecidos del impacto que ha provocado la noticia del enfrentamiento contra Italia en los cuartos de final. "Era el peor de los rivales", reconoció el técnico español en Neustift a tres días del crucial duelo. Por eso le concede una importancia especial a la mente de sus futbolistas.

El entrenador no quiere hombres acomplejados por la entidad y experiencia del rival y, para ello, mantuvo con ellos un charla la mañana siguiente al triunfo intranscendente ante Grecia. Luis está ante el reto de su vida. Si consigue saltar la fatídica muralla de cuartos, habrá logrado más que sus antecesores, pero si se apea en esa ronda, de nada servirán sus marcas personales. Al final, en el recuerdo, quedará que Francia se interpuso en Alemania e Italia en Austria. Que a la hora de la verdad no se da la talla.

Lo sabe el entrenador y lo saben sus futbolistas, quienes luchan por estimular su autoestima y plantarle cara sin contemplaciones al campeón del mundo. Es el primer enemigo de España, una primera batalla ganada por los italianos, quienes, no obstante, tendrán que refrendar el domingo en Viena. España sufre, de momento, cierto desasosiego psíquico, del que intentará recuperarse en breve.

Para ello, los internacionales disfrutaron de su última jornada de descanso en medio del torneo. Ya no habrá más. Si la selección pasa a semifinales y luego a la final, en la semana decisiva, la concentración será total.

Antes, se ejercitaron suavemente en los campos de entrenamiento de Neustift. Tras el trabajo, Aragonés se sentó sobre el césped para dialogar con Sergio Ramos y, posteriormente, en rueda de prensa, desveló que le había aconsejado cambiar de actitud "fuera del campo".

El técnico recurrió a los "códigos del fútbol" para guiar a Sergio Ramos. "Hay códigos del fútbol que Sergio debe entender. Es una gran persona y un gran profesional, que debe entender algunas cosas que por mi veteranía conozco. Hemos cambiado impresiones. No tiene nada que ver con el fútbol desarrollado ni con nada de dentro del campo, es exterior", reconoció el seleccionador español.

Luis no quiso confirmar el equipo que alineará ante los italianos. Alegó que quedan entrenamientos por delante, así como asuntos que meditar. La buena noticia para el seleccionador fue la recuperación de Carles Puyol y David Silva, que completaron al mismo ritmo que el resto de titulares de la selección española el entrenamiento y demostraron que están totalmente recuperados de sus lesiones.