Público
Público

Competición clausura el Ruiz de Lopera dos partidos y da por finalizado el Betis-Athletic (1-2)

Además se ha sancionado al club verdiblanco con 9.000 euros de multa. La rápida identificación del agresor de Armando ha supuesto que la sanción de cierre no aumentara a cuatro partidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) ha dado por concluido el encuentro entre el Betis y el Athletic Bilbao, con el marcador establecido en el momento de la suspensión por el botellazo recibido por el portero visitante Armando, victoria del cuadro vasco por 1-2 en el minuto 70, y ha decidido clausurar con dos encuentros el estadio Manuel Ruiz de Lopera.

El presidente del Comité de Competición, Alfredo Florez, que reconoció como 'excepcional' el hecho de dar por concluido el partido a falta de veinte minutos por jugar, explicó que 'la pronta identificación del agresor ha sido un atenuante a la hora de sancionar a la entidad sevillana'. De lo contrario, la clausura del recinto bético podría haber sido de cuatro encuentros. Además, se sanciona al club verdiblanco con 9.000 euros de multa. 

El colegiado del encuentro, Clos Gómez, decidió suspender el partido en el minuto 71 después de que un individuo lanzase una botella desde la grada que impactó directamente en el rostro del guardameta Armando, que comenzó a sangrar y tuvo que ser atendido. Esta decisión, ante la que cabe recurso ante el Comité de Apelación, impediría al Betis jugar en su estadio sus dos próximos partidos como local, ante el Barcelona (jornada 30) y el Levante (jornada 32).

Antecedentes 

El estadio Ruiz de Lopera ya fue clausurado por tres partidos el pasado año después de que otra botella impactase en el rostro del entonces técnico del Sevilla Juande Ramos durante un partido de Copa del Rey que se tuvo que suspender en el minuto 57.

Entonces Competición sancionó con tres partidos de clausura al Real Betis, que se marchó a jugar al estadio de La Cartuja, con un pobre balance de un empate y dos derrotas en los citados tres encuentros.

En esta ocasión, el Comité de Competición tuvo en cuenta como atenuante la rápida intervención de los aficionados verdiblancos, que identificaron al agresor y le detuvieron con éxito hasta la llegada de los vigilantes de seguridad del estadio, quienes le pusieron a disposición policial.