Público
Público

Contador recurrirá su sanción al TAS

La UCI tilda de 'solución intermedia' la propuesta de un año

M. ALBA

Por un camino (Contador) u otro (UCI o AMA), el positivo por los cinco picogramos de clembuterol encontrados en la orina del ciclista de Pinto tendrá su epílogo en el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS). El ciclista lo siente como una necesidad para demostrar su inocencia. La tesis que hoy reiterará en una rueda de prensa en Mallorca, donde está concentrado con el Saxo Bank, a la que no tenía previsto acudir. Decidió salir del silencio el pasado miércoles, cuando la Federación Española le comunicó su propuesta de un año de sanción al desestimar la teoría del solomillo contaminado.

'Alberto está muy desilusionado porque es inocente y se le ha condenado injustamente', asegura Jacinto Vidarte, su jefe de comunicación. La frase es la única reacción de su entorno antes de que el ciclista de Pinto hable hoy de su futuro. En septiembre, recién filtrado su caso, antes de vestirse con su nuevo maillot, Contador llegó incluso a amagar con la retirada. 'He ganado el suficiente dinero como para poder dejar el ciclismo y vivir cómodamente. No puedo aceptar ni un solo día de sanción porque soy inocente', sugirió entonces. Ahora, sin embargo, ese anuncio tan radical sorprendería incluso en el seno de la escuadra de Bjarne Riis.

La otra vía para que el caso llegue al TAS la abrió ayer el propio Pat McQaid, presidente de la UCI, en una entrevista en la web especializada Cyclingnews. 'La Federación Española recomienda un año de sanción pero todavía no es el veredicto final. Hasta que este no aparezca, no decidiremos si acudiremos al TAS', sostenía el máximo rector del ciclismo mundial, que se negó a contestar si estaba de acuerdo con la propuesta de un año. Propuesta que la Federación Española convertirá en decisión firme en cuanto finalice el plazo de diez días que tiene ahora Contador para presentar sus alegaciones.

Así, el ente que preside Juan Carlos Castaño quiso contestar ayer a un comunicado de la UCI que tildaba de 'solución intermedia' la propuesta de un año de sanción. 'Teniendo en cuenta el gran impacto mediático de este caso', proseguía el comunicado, 'la UCI lamenta las especulaciones inapropiadas que han caracterizado el desarrollo de este caso y espera que pueda cerrarse definitivamente en un clima de serenidad'.

El texto de la UCI creó cierto malestar en las oficinas de la Federación Española, donde se recibirán en las próximas horas una nueva hornada de escritos por parte de Contador, que en el organismo nacional estiman que tendrán más carácter jurídico que técnico. De hecho, no se prevé que el ciclista de Pinto aporte nuevas pruebas que confirmen que su positivo es causa del famoso solomillo.

'Lo normal, según ha sucedido en otros casos, es que Contador intente adelantar la fecha del inicio del año de sanción', explican desde la federación. De aceptar esta petición el comité de competición del ente federativo, Contador podría participar en la Vuelta a España. Así, su sanción se iniciaría el día posterior a su última carrera oficial (27 de julio) y no el 24 de agosto pasado, fecha desde la que está suspendido cautelarmente.

McQuaid, sin embargo, sí confirmó una dualidad que puede abrir una polémica con alguno de los equipos que no han obtenido la licencia Pro Tour de Primera División (el Movistar de Eusebio Unzué es el único equipo español en esta situación), que significa la participación automática en el Tour de Francia.

'Aunque Contador sea desposeído de su victoria en el último Tour, el Saxo Bank no perderá los puntos que le reporta el fichaje del ciclista', asegura el presidente de la UCI, institución que se negó ayer a aclarar si la escuadra de Riis podría mantener su estatus de Primera División (se consigue por la baremación de los resultados conseguidos por los ciclistas de un equipo la temporada anterior) sin los puntos obtenidos por Contador en la pasada ronda gala.