Público
Público

Contador sentencia la Vuelta a Castilla y León tras exhibirse en la etapa reina

El español salió victorioso de su duelo con el colombiano Mauricio Soler y aumenta su ventaja al frente de la general

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ciclista español Alberto Contador (Astana) se exhibió en la etapa reina de la Vuelta Castilla y León, la cuarta de la XXIII edición, que salió de Carrión de los Condes y finalizó en la Colla de Salcedillo sobre un recorrido de 160 kilómetros, y donde el madrileño dio un golpe de autoridad para la victoria final, ampliando su ventaja al frente de la clasificación general.

Contador, en el momento de entrar a meta, se colocó su maillot grana de líder, destacó el emblema de Astana señalándose una y otra vez en forma de reivindicación y disparó como buen pistolero. El vigente campeón del Tour vivió un bonito duelo con Mauricio Soler (Barloworld) para sumar su segunda victoria de etapa en las cuatro, hasta el momento, disputadas.

Y es que el cuarto capítulo de esta ronda castellanoleonesa estuvo marcado por la escapada de cuatro valientes, Dioni Galparsoro (Euskaltel), Iván Melero (Orbea Oreka), Sergio Pardilla (Burgos) e Ignacio Sarabia (Extremadura), que se vio neutralizada cuando comenzó la subida al Alto del Valle, el plato fuerte de la jornada, a unos 15 kilómetros del final de la meta.

Duelo con Soler 

La fuerza del Astana al frente del pelotón, pero sobre todo del Barloworld de Mauricio Soler, sirvió para que todo el grupo subiese junto a Salcedillo. Sin embargo, el corredor colombiano no se conformó con eso y tanteó al vigente campeón de la ronda francesa en un par de intentos.

El de Pinto le respondió bien pegándose a su rueda, y esperó su turno con cautela. A falta de dos kilómetros, Contador dio un golpe de efecto y propició un bonito duelo con el colombiano, un duelo que no se podrá revivir en el Tour, pero que enfrentó a dos de los mejores escaladores del momento.

Contador lanzó el envite con una fuerza desgarradora y Soler se quedó clavado como una estaca. El sudamericano le siguió a posteriori y entró a 11 segundos del español, suficiente para colocarse segundo en la general, aunque no para amenazar el liderato del madrileño del Astana, que tuvo en Leipheimer un perfecto escudero para confirmar su solidez.

La tercera plaza fue para el holandés Thomas Dekker (Rabobank), que entró a 32 segundos del líder. Mañana se vivirá la quinta etapa y última etapa de la ronda entre las localidades de Guardo y Riaño, sobre un recorrido de 158 kilómetros y que cuenta con dos puertos de segunda categoría.