Público
Público

"Da la sensación de que ganar al Barça es gesta"

Jugador del Barça en los 80, lo recibe ahora como técnico con fecha de caducidad de un equipo con el agua al cuello

PEPE GARCÍA-CARPINTERO

A Víctor Muñoz (Zaragoza, 15 de marzo de 1957)le encanta el olor que desprende el fútbol en sus días grandes, cuando el foco recae sobre su campo. Tiene fama de prepararlos como nadie (ya empató en la primera vuelta en el Camp Nou). Fiel a sus principios, el técnico no ha torcido el gesto en el banquillo del Getafe, a pesar de estar permanentemente cuestionado por el entorno. "Ya me conoce", dice al periodista, "soy como hace veinte años. No he cambiado de parecer, ni de mujer, ni de móvil y ni de perro".

Víctor pisa el Coliseum. El césped está en buenas condiciones, aunque desde los despachos azulones se espera que la lluvia aparezca para incomodar si cabe un poco más al Barcelona en un campo que le resulta aciago desde hace dos años. Víctor es el tercer técnico consecutivo (Schuster y Laudrup, previamente) que ficha Ángel Torres con ascendencia culé. Guardiola, su rival de hoy, recogepelotas del Camp Nou cuando Víctor jugaba en el Barça, era el sueño de Torres para el banquillo. El mismo banquillo cuya ocupación apura Muñoz en estas últimas ocho jornadas de Liga.

¿Otra vez el Barcelona se cruza en su camino?

Siempre es un partido especial. Quizás éste parece que se presenta con más morbo por lo que nos jugamos todos en estas jornadas.

¿Se esperaba este éxito tan repentino de Guardiola?

Pep lo está haciendo magnífico. Es un líder por naturaleza y hacer lo que está haciendo en su primera temporada como profesional es complicadísimo. Parecía imposible pero lo está consiguiendo. El triunfo de Guardiola es el triunfo del sentimiento. No te puedes imaginar lo difícil que es pasar de entrenar un filial a un equipo profesional. Ahí se ve que Pep es un líder.

¿Dicen los críticos que el juego de este Barcelona supera al dream team de Cruyff, en el que usted tuvo una participación en sus comienzos?

Son palabras mayores. Pero el juego y los resultados invitan a pensar que sí. Aunque le resta lo más importante: los títulos, que al final es lo que cuenta y para lo que se trabaja en un club como el Barcelona.

¿Está preparado Guardiola para un final de temporada así de tenso?

Claro. Es muy maduro desde siempre , a pesar de su juventud, y no tendrá crisis al final. Todo lo tiene a favor porque está en su casa y la conoce perfectamente. Guardiola ya ha vivido todas estas situaciones.

¿En qué se parecen ustedes?

Somos generaciones distintas. Hay gente que nos conoce que sí ve algunos puntos en común. Pero no me gusta hablar de esto.

¿El triplete?

Están en condiciones de lograrlo. Lo tienen muy cerca y seguro que irán a por él, es algo histórico.

¿Ve al Madrid con posibilidades de remontar?

Bastante tengo yo con lo mío...

Pues lo suyo. La victoria en Sevilla les ha desahogado bastante.

Yo diría que, sobre todo, nos ha dado confianza en el trabajo que estamos realizando. Así se juega diferente. A más confianza, mejor juego.

¿Claves para derrocar al Barça en un partido? ¿Misión imposible?

Hay que tener suerte. Si el Barça se pone por delante será complicado. Ésa es la realidad.

¿De lógica? ¿Entonces en Sevilla tuvieron ustedes suerte también?

No. Se lo digo sinceramente, merecimos ese resultado en el Pizjuán. A lo mejor si me dice en Bilbao [0-1, en la primera vuelta] le digo que ahí sí tuvimos suerte con ese gol de Casquero a tres minutos del final.

Entonces, el escenario idílico para su equipo es un gol durante la primera parte.

Si van perdiendo, arriesgan más y meten más jugadores por delante. Así podríamos armar la contra, donde tenemos jugadores importantes.

¿Qué le preocupa? ¿Iniesta?

Yo espero que Andrés no juegue. Si lo hace que lo haga donde se sienta más a gusto. Esto es fútbol. No sé si por la derecha, izquierda, centro Para mí donde puede estar mejor hoy es en la grada. Ahí no nos dará problemas.

Pero si no es Iniesta, llegará Messi, aparecerá Etoo, la tocará Xavi, desbordará Henry

Con eso cuento, está claro. Pero es que el cambio de este Barça no son las individualidades. Llama la atención que defienden juntos y de forma organizada, esté quien esté en el campo. Normalmente, los equipos grandes fallan.

¿Según lo pone parece casi imposible vencer al Barça?

No es imposible. Nadie hay invencible y menos en un juego. Pero el mejor equipo de la Liga nos visita y da la sensación de que cada equipo que gana al Barça es una gesta.

El Madrid espera un favor.

Nosotros necesitamos hacernos un favor a nosotros mismos.

Pero si el Madrid gana al Recreativo y ustedes al Barça el favor será mutuo.

No tiene nada que ver. El Madrid también lo va a tener difícil en Huelva. Pero nuestro pensamiento sólo está en el Barça. Pensar en conseguir un buen espectáculo y un mejor resultado. Si con estos resultados estamos más cerca de la permanencia pues bienvenido sea. Pero no me fijo en el alrededor.

Después llega el Madrid.

Una pena que sea el martes.

¿Por?

Tenemos muy poco tiempo para recuperar y ahí tienen ventaja los grandes con esas plantillas tan extensas. Pero la importancia también es extrema. Nos jugamos mucho y por lo menos espero puntuar. Me gustaría sumar en los dos partidos.

Usted tiene ahora a los 25 jugadores disponibles.

Sí. Pero ahora jugamos contra el Barça y hay que darlo todo.

¿La portería le está dando muchos quebraderos de cabeza? La lesión de Ustari en verano, la marcha de Abbondanzieri, Jacobo y ahora el titular serbio Stojkovic...

Tenemos tres grandes porteros y confío en ellos.

Stojkovic debutó con buen fario en Sevilla y parece que la zaga se muestra segura con él.

La experiencia hace que aporte más seguridad y puede ayudar al equipo. Pero sólo ha jugado un partido y ahora le toca confirmarlo.

Da la impresión de que no va a tocar muchas cosas del once de Sevilla.

Con matices. Habrá alguna variante seguro. No nos enfrentamos al mismo equipo y la manera de afrontarlo será diferente.

¿Su futuro?

No es el momento de hablar de renovaciones. Lo principal es dejar al Getafe en Primera. Llegar cuanto antes a la cifra de 42 puntos que nos asegurarán la permanencia. Cuando acabe la temporada ya le diré qué pasa.

¿Cómo ha llevado la crítica del entorno y los silbidos en algunos partidos?

Soy profesional desde hace tiempo. Respeto todas las opiniones.

¿Dicen que tiene una visión privilegiada para leer los partidos ante los grandes?

¿Eso dicen? Si no ganas el siguiente partido, el pasado vale de poco.

Usted entrenaba en 2004 al Zaragoza que ganó la Copa del Rey al Madrid (3-2), con un gol de Galletti en la prórroga, y que marcó el principio del fin de la era Florentino Pérez. ¿Aún vive usted del galacticidio de Montjuïc?

Aquel día sí que jugamos bien...

Pues hay quien insiste en que el jugador Movilla fue el principal responsable de aquella gesta.

No lo dude.