Público
Público

"En duelos así, me sale la vena ambiciosa"

El técnico resta dramatismo a la final

RUT VILAR

Consumidos más de 40 minutos de rueda de prensa, toreadas una docena de preguntas sobre el juego del Madrid y otras tantas sobre cuestiones arbitrales o extrafutbolísticas, Pep Guardiola inquirió al responsable del departamento de comunicación del club que ayer le acompañaba ante los periodistas: "¿Quién pita la final?". Un guiño que pocos creyeron, pero que el entrenador utilizó para resumir cómo se presenta el Barcelona esta noche en Mestalla.

"No es el partido del año, es un regalo", espetó Guardiola sobre la final de Copa. "Espero que los aficionados vayan a disfrutar del encuentro. Eso es lo que hace tiempo pido a los jugadores", insistió.

Evitó el de Santpedor pronunciarse sobre el colegiado y el fútbol desplegado por el Madrid en el clásico del sábado. "No me atrevería nunca a juzgar qué hace un colega mío. Jamás juzgaría cómo quiere jugar y con qué jugadores quiere hacerlo otro entrenador", dijo. Y aseguró, en cambio, que hoy el Barça seguirá fiel a su esencia: "Cuanto más importante es el partido, más ganas de jugar bien y atacar tengo; en duelos así, me sale la vena ambiciosa. Otra cosa es que el contrario se deje", concluyó .

El técnico agradeció también los elogios al juego azulgrana de Alfredo Di Stéfano. E instó a la hinchada culé a respetar a la afición rival, el himno de España y a los reyes.