Estás leyendo: Un equipo muy colegial

Público
Público

Un equipo muy colegial

Ex técnicos de Estudiantes consideran que el equipo necesita jugadores más determinantes

MIGUEL ALBA

Estudiantes vive su época más mísera. Una época en la que se ha perdido el espíritu de los toreros. Su grupo vive enfrasacado en un debate que piensa en el largo plazo (entrar en los playoff) cuando no es capaz de solucionar el día a día (una victoria y ocho derrotas en la ACB). "Si pudiéramos cambiar las doce cabezas...". La reflexión de Pancho Jasen es toda una declaración de intenciones de la situación actual del vestuario.

Los jugadores no se sienten libres. Viven para mejorar la estadística y no para recuperar las buenas sensaciones. "Y eso es un error", reconoce Pepu Hernández. El consejo del seleccionador está avalado por su pasado como técnico de un club que, junto al Real Madrid, siempre ha estado en la máxima categoría del ba-lon-ces-to. "Las cuentas hay que hacerlas cuando el equipo recupere las buenas sensaciones, aunque no se consigan triunfos, porque con ellas el equipo volverá a tener la confianza necesaria para salir de esta situación", explica el seleccionador.

Mientras que el club busca técnico (ayer se produjo una reunión en las oficinas del Ramiro con ese fin), Pepu no desdeña la opción de cambiar la situación de interinidad de Azofra y Javier González. "La buena noticia del equipo es que cuenta con jugadores y técnicos que puedan darle la vuelta a la situación de tristeza que vive el equipo", reflexiona el seleccionador, quien también considera necesario algún refuerzo. "No sé si debe ser un base o un pívot, porque tampoco estoy dentro del equipo para valorarlo, pero lo que está claro es que se necesita un jugador que dé vida al equipo y que sirva de revulsivo mental.

Jugadores jóvenes 

Además, el equipo tiene que aprovecharse de los jugadores jóvenes. Ellos deben aportar el empuje de la juventud, pero está claro que no son los que tienen que tirar del carro", explica Pepu, a quién le preocupa el futuro del Estudiantes si no logra salir de la última plaza de la Liga. "Creo que es difícil que el club sobreviviera si no está en la máxima categoría. Tendría problemas a nivel económico porque podrían desaparecer patrocinadores y la esctructura del club, con más de 30 equipos, necesita dinero".

Miguel Ángel Martín es menos tremendista. Por sus manos pasaron Alberto Herreros, Orenga, Pablo Martínez, Azofra o Antúnez, la generación que recogió el testigo de los primeros toreros (Pinone, Ricky Winslow, Pedro Rodríguez o Carlos Montes). "No me planteo una ACB sin el Estudiantes. Tienen que salir de ahí lo antes posible y eso, a día de hoy, sólo se consigue con trabajo y unidad dentro del vestuario".

Martín, que tuvo como segundo técnico a Pepu, huye de buscar al culpable en el banquillo. "No es un problema de entrenador, porque tanto Nacho como Javier están capacitados para sacar al equipo de esta situación, sino que el equipo no es potente, tiene demasiada gente joven. La primera solución sería buscar un jugador determinante por dentro".

Para eso se fichó a Pietrus. Su MVP de la pasada jornada debe ser el medio para llegar a un buen fin.