Público
Público

Éxito en los ensayos, incógnita en la Eurocopa

La victoria ante Italia y la forma de lograrla clarifican el camino hacia la Eurocopa. Aragonés y los jugadores salieron reforzados pero ahora queda por ver si se da también la talla en Austria y Suiza.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ahora toca demostrarlo en las grandes citas. Eso es lo que piensa hoy todo aficionado español al fútbol después de la victoria de la selección ante Italia. A dos meses para la Eurocopa, Aragonés tiene perfilado tanto el grupo que llevará a Austria, como el estilo de juego y el esquema táctico. Incluso, ayer se demostró que la competitividad que ha faltado tantas veces salió a relucir ante la campeona del mundo. España comienza a ganar también partidos igualados y ante selecciones de enjundia. Ahora sólo falta alzar un título y no quedarse a mitad de camino, como siempre.

La victoria ante Italia tuvo su precedente en la que se logró contra Francia en Málaga. Y si nos remontamos un poco más en el tiempo también se ganó a Argentina e Inglaterra. La selección coge moral ganando a combinados potentes, algo que puede ser fundamental en una gran cita.

Cuatro bajitos y punta de referencia 

La forma de jugar es clara: toque, toque y más toque. Pero con oficio, sin ingenuidades. Con fortaleza defensiva y pólvora en la delantera. El 4-1-4-1 es la primera gran opción del técnico español. Luis ha implantado un estilo de juego y con él se batirá hasta el final. Los cuatro bajitos (Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Cesc Fábregas y David Silva) serán la piedra angular sobre la que gire la selección. Con ellos, la roja intentará la posesión del balón y la iniciativa del juego para derrotar a rivales que, como los italianos, son superiores físicamente.

El cuarteto se complementa por delante con un punta, que debe ser Fernando Torres, cuya explosión en su primer año en la Premier League no ha pasado inadvertida para nadie y que necesita, de la misma forma, un impulso definitivo en la selección que le instale en el escaparate de los mejores. El ex atlético turnará los minutos de juego con el valencianista David Villa, la otra gran referencia en ataque de Aragonés, en función de las necesidades y de las circunstancias de cada encuentro.

Problema con Cesc

España arrastra, no obstante, un problema en la línea de creación, un dilema reconocido por el propio protagonista y del que todavía no se ha encontrado la solución adecuada. Es la ubicación correcta de Cesc Fábregas. El joven talento del Arsenal sabe que su rendimiento es óptimo en el conjunto londinense y muy inferior en el combinado español. Cesc necesita espacio por delante para imponer sus galones, para distribuir el juego como lo hace en Inglaterra, donde actúa de medio centro nato.

En el grupo de Luis se pierde por delante de Xavi, que es el que realiza esas funciones, e Iniesta, y minimiza su aportación de forma alarmante. Es un lujo que España no se puede ni se debe permitir y para el que Luis tiene la responsabilidad de hallar un remedio.

En defensa, parece claro que Carlos Marchena, al que Luis lanzó grandes elogios en la conferencia de prensa posterior al partido ante Italia, y Carles Puyol, serán la pareja titular de centrales, con Sergio Ramos y Joan Capdevila en los laterales. En la portería, Iker Casillas es intocable. Sin embargo, el capitán azulgrana no está a tope y Marchena a veces tiene limitaciones. Raúl Albiol cumplió ayer y puede ser una opción nada descartable y que vendría muy bien en el juego aéreo.

Pivote defensivo imprescindible

Es un once que el aficionado español comienza a recitar de memoria y con el que España abordará el asalto a la Eurocopa, en la que se ha fijado el reto mínimo de superar la fatídica franja de los cuartos de final. El listado de nombres que viajarán en junio a Austria está casi ultimado en la cabeza del entrenador y no variará mucho de los ofrecidos en la últimas convocatorias. Luis mantiene la duda de Andres Palop o Victor Valdés como tercer portero, aunque parece que el primero tiene más posibilidades.

Marcos Senna y Xabi Alonso compartirán la obligación de sustituir a David Albelda como medio centro defensivo, y habrá que esperar para comprobar si Alvaro Arbeloa, que debutó con la roja ante Italia, y Rubén de La Red, que no pudo hacerlo, estarán finalmente entre los elegidos. Posiblemente sea Arbeloa el que goce de esa condición.

EEUU y Perú para perfilar los útimos detalles 

España ha cerrado ante Italia su primer plan de preparación ante la Eurocopa, en la que se presentará con el prestigio que da el haber vencido a dos combinados de envergadura en el primer tercio del año y el hecho de llevar catorce duelos consecutivos sin conocer la derrota, de ellos, los últimos cinco sin encajar un sólo gol.

El 23 de mayo, Luis ofrecerá la lista definitiva, el 26 la selección se concentrará en Las Rozas, el 31 disputará un amistoso ante Estados Unidos en Huelva y el 4 de junio otro ante Perú en Santander. El día 5 de junio se viajará a Austria, donde el 10, ante Rusia en Innsbruck, comenzará la hora de la verdad. La suerte está echada.