Estás leyendo: El final de una maldición

Público
Público

El final de una maldición

El Xerez asciende por primera vez en su historia

A. CABELLO

La historia ha tenido un final feliz: el Xerez ha conseguido al fin su primer ascenso a Primera División. Un equipo peculiar el jerezano, del que se podría hacer una tv movie tan de moda en estos días. Compra-venta de acciones, detenciones, tiroteo en un burdel, José Antonio Roca, operación Malaya... La actualidad de este equipo ha dado en estos últimos años más para la secciónde sucesos que para la de deportes.

En el campo, el equipo siempre se postulaba como candidato del ascenso pero siempre se derretía con los primeros calores. No lo consiguió Bernardo Schuster, desperdició una grandísima ventaja Lucas Alcaraz. Sin tanto cartel, con la economía en precario, Esteban Vigo, el Boquerón, ha conseguido un hito ansiado por una ciudad, que al fin ha calentado motores para una fiesta que nada tiene que ver con las motos, la vendimia o los caballos. "Para mí es una satisfacción como entrenador conseguir algo que este club no ha logrado en más de 60 años de historia. ¿Qué puedo decir yo? Yo estaré en la historia de este club", reconoce Esteban.

Y eso que la Liga empezó de la peor manera posible. A última hora, el club consiguió ingresar los dos millones y medio de euros que se debían a un buen grupo de jugadores. Casi en el último segundo se salvó el descenso a Segunda B. En aquellos días el entorno del equipo vivió una crisis casi bélica.

Mediada la primera vuelta, el Xerez ya asomó por los puestos de cabeza. Cuando las cosas iban rodadas, zas. Otra vez el equipo se veía manchado por una noticia oscura. El presidente Joaquín Bilbao se vio obligado a presentar su dimisión ante el Consejo de Administración tras haberse visto implicado en el tiroteo en un burdel a las cinco de la mañana.

El equipo torció los viejos precedentes que hablaban de un equipo que se arrugaba siempre en el último tramo de la Liga. Una racha de siete victorias seguidas en este último tramo de la competición ha sido decisiva para lograr el ascenso.