Público
Público

Forlán mantiene vivo el sueño de la 'Champions'

Los rojiblancos vencen al Betis en un partido con poco brillo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La trama cromática con la que se dibujan los partidos del Atlético de Madrid suele tirar hacia los oscuros. Sólo en las citas en las que la épica colchonera se viste de seda hay opción de exprimir algo de espectáculo de la pulpa rojiblanca. Pero es eso puro arrebato, ADN de este club. No existe la impresión de que haya una traza definida, un plan claro para conseguir victorias.

Del negro al gris. Algo es algo. A falta de brillantez, el Atlético demostró oficio ante el Betis para sacar tres puntos decisivos en la lucha por un puesto en la Liga de Campeones. La tonalidad clareó un poco respecto a la oscuridad más absoluta del Sardinero. No aparecieron pifias de novato, ni desajustes de alevín. Hubo corrección para obtener lo máximo con lo mínimo. Sin Simao ni Agüero, Abel apelmazó algo más el dibujo. El equipo manejó el balón pero sin encontrar muchas opciones arriba.

El Betis colaboró. Aparentemente ajeno a una situación nada clara aún, los verdiblancos se presentaron tibios en el arranque del encuentro. Esta actitud facilitó la circulación de los rojiblancos en el primer tiempo. Ante la falta del Kun, todo lo bueno que sucede de bueno en el Atlético tiene que ver con Diego Forlán.

El uruguayo es de esos delanteros que no se conforman con esperar en el área su ocasión. Le gusta sentirse protagonista también en el centro del campo. Se convierte en un canchero más. Luego está lo de su instinto, un buen centro de Maxi Rodríguez le encontró de polizón en un área habitada sólo por defensores contrarios. Son ya 25 goles en la temporada. Tan peligroso como un cartucho de dinamita puesto al sol, suda la nitroglicerina y al menor movimiento, gol.

Marcó el Atlético e insistió en su misión de hacer el partido lo más piano posible. Banega reforzó esta sensación. Es como esos nadadores poco adiestrados que exageran mucho con las manos y los pies pero apenas avanzan. Esa sensación transmite el argentino, corre pero no progresa. Siempre parece desenganchado del resto de compañeros.

Assunçao desactivó a Emaná, la amenaza más preocupante del Betis en ataque. Oliveira lo intenta, pero el brasileño ofrece poca efectividad en esta segunda etapa en el Betis. Pasaban los minutos y, en ese navegar en agua de nadie que tanto usa el Atlético, Capi se presentó solo ante Leo Franco pero su vaselina se fue dos metros por encima del larguero.

La sensación se mantuvo en la segunda parte. Casi se suicida en un saque de esquina defendido de manera horrible, pero el larguero salvó el empate. Sin salir del tonteo, Leo Franco salvó con un paradón un cabezazo de Oliveira. Con el Betis alocado, Luis García condujo una buena contra que encontró al de casi siempre. Forlán mantiene vivo el sueño de la Champions en el Manzanares.

Betis (0): Ricardo; Nelson, Juanito, Melli, Fernando Vega; Cañas (Rivera, m. 82), Capi, Juanma (Edu, m. 23), Mark González; Emaná (Odonkor, m. 82) y Oliveira.

Atlético de Madrid (2): Leo Franco; Heitinga, Perea, Ujfalusi, Pernía; Assunçao, Raúl García, Miguel de las Cuevas (Luis García, m. 75), Maxi Rodríguez (Kun Agüero, m. 73), Banega (Sinama, m. 53); y Forlán.

Goles: 0-1. M. 14. Forlán remata en medio de los centrales un centro de Maxi Rodríguez desde la derecha. 0-2. M. 88. Contraataque del Atlético de Madrid conducido por Luis García que deja de tacón a Forlán para que marque frente a Ricardo.

Árbitro: Álvarez. Amonestó a Pernía y Heitinga. Ruiz de Lopera: 45.000 espectadores. La afición del Betis abroncó a su equipo al término del partido.