Público
Público
Únete a nosotros

El Giro corona a Contador con el himno franquista

La dirección de la carrera italiana se 'equivoca' en la ceremonia de entrega de la 'maglia' rosa al ciclista español

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

 

Sorpresa en la coronación de Alberto Contador como nuevo vencedor del Giro de Italia. La dirección de la carrera ha puesto por megafonía el himno que sonaba durante la dictadura de Franco cuando se hacía entrega de la 'maglia' rosa al corredor de Pinto.

El ciclista, con cara de circunstancias, ha aguantado el tipo como ha podido. La organización, en ningún momento ha intentado subsanar el error ante la sorpresa de Contador y los cientos de aficionados españoles que se encontraban en la plaza milanesa del Duomo. El desconcierto se inició cuando por megafonía empezó a escucharse '¡Viva España! Alzad los brazos, hijos del pueblo español, que vuelve a resurgir...', la letra compuesta por José María Pemán y que acompañaba a la música del himno español durante el franquismo.

No es la primera vez que ocurre un 'error sonado' con el himno de España. El propio Contador sufrió en sus carnes otro fallo de la organización, en este caso del Tour de Francia. En 2009 subió a lo más alto del podio de París, en los Campos Elíseos. Y le pusieron el himno danés. Los responsables le compensaron con la interpretación del himno oficial cuando su equipo, el Discovery, subió a recoger el premio por escuadras. Además, la propia presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, homenajeó al ciclista con un tarareo del himno perdido en el podio.

El Tour de Francia puso el himno danés cuando Contador ganó en 2009

El resto de deportes tampoco se libran de estos fallos organizatvos, ya que el pasado año 2003 en Australia, en la ceremonia que tuvo lugar en los prolegómenos de la final de la Copa Davis de tenis que enfrentaba a Australia y a España, se escuchó el himno del Riego, correspondiente a la República.

El himno de Riego fue protagonista durante los prolegómenos de un partido de fútbol en 1967 entre España y Checoslovaquia en Praga. En el estadio, con las dos selecciones formadas en el centro del terreno de juego, sonó el himno de la República en vez del régimen franquista que sí ha sonado hoy en Milán.

El entonces presidente federativo José Luis Costa protestó airadamente y recibió todo tipo de explicaciones. Los jugadores españoles, que pensaban que era el himno local, se mantuvieron en posición de firmes.

En fecha más reciente, el 29 de julio de 2001, el equipo español de waterpolo derrotó a Yugoslavia por 4-2 en la final del Mundial disputada en Fukuoka (Japón).

Los jugadores, ya en el podio con sus medallas de oro en el cuello, no imaginaban que durante el izado de la bandera española un 'fallo técnico' iba a impedir escuchar por megafonía el himno. Los organizadores, incapaces de subsanar el error, pidieron a los waterpolistas españoles que cantaran 'a capela' su himno, lo que hicieron tarareando una letra ficticia.

En un partido de waterpolo, lo jugadores tuvieron que tararear el himno español

En otro Campeonato del Mundo, el de balonmano disputado en El Cairo en el verano de 1999, y cuando Iñaki Urdangarín ya era prometido de la infanta Cristina, la selección española escuchó impertérrita el himno de Marruecos en los instantes previos al partido que les debía enfrentar con Argentina.

Al tiempo que los jugadores se miraban de reojo puestos en pie, con Urdangarín reservado ese día en la grada, el presidente de la Federación Española, Jesús López Ricondo, saltó a la cancha preso de ira, y con aspavientos y señas intentó sin éxito deshacer el entuerto en la mesa de anotadores.

En el partido de la Liga Mundial de voleibol de 1999 disputado en Winnipeg entre Canadá y España, los organizadores omitieron el himno español antes del choque, aunque intentaron después paliar los efectos de su 'lamentable error' con unos obsequios al equipo visitante.