Público
Público

A golpe de paliza

Nadal se deshace de Almagro en tres sets y ya está en semifinales de Roland Garros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nadal ya está en semifinales de Roland Garros. El español se ha impuesto a Almagro (7-6, 6-2, 6-3) en un duelo en el que el número dos del mundo venció con oficio a un irregular 'Nico', en lo que supone la victoria número 50 de Nadal en el Grand Slam parisino, con lo que supera al sueco Bjorn Borg.

En dos horas y 46 minutos, con una leve interrupción de tres minutos al principio del tercer set por la lluvia, y con un saque directo final, Nadal apartó de su camino a Almagro para lograr la octava victoria sobre el jugador murciano, que como él había llegado a esta ronda sin ceder un set.

Además de mejor en el saque, Nadal dominó todas las facetas del juego, a pesar de un primer set muy competido. Almagro salió valiente y agresivo. De hecho, los derechazos del murciano mantuvieron al manacorí fuera de la pista durante gran parte de la manga. Sin embargo, la falta de regularidad impidió a Almagro imponerse a un Nadal que tampoco mostraba todo su potencial y no aprovechó en el undécimo juego la única bola de 'break'. El set llegó a un 'tie-break' donde Nadal no dio opción a su rival y, después de ponerse 4-0, puso el 1-0.

Tras más de una hora de partido, el duelo español llegó al segundo set. El número dos del mundo se encontraba con confianza y cada vez más asentado sobre la tierra parisina. Almagro, que hasta el momento se había defendido bien en los peloteos, comenzó a perder fe y presencia, aumentado sus errores no forzados. En el cuarto juego, el manacorí encarriló la manga (3-1).

A pesar de no estar a buen nivel, Almagro sacó garra de dentro para encontrar la bola de 'break'. Sin embargo, en esos momentos es cuando Nadal da un poco más de sí para salir airoso de los instantes problemáticos. Algo contrariado y mal con el revés, el tenista murciano terminó entregando el segundo set con su saque (6-2). De hecho, Nadal gozó de mejor porcentaje de primeros servicios ante un teórico sacador como Almagro.

En el tercer set, el cabeza de serie número 12 en París se propuso bajar los errores no forzados y aguantar en la pista hasta que fuese Nadal el que tuviera que echarle a la fuerza. Así, el murciano mejoró su tenis y aprovechó la relajación del mallorquín -con el marcador tan favorable- para mantenerse con opciones. En el quinto juego, Almagro tuvo opción de rotura, pero Nadal la abortó apoyándose en su buen servicio.

El duelo siguió empatado hasta que Almagro dio la opción de 'break' al que busca su séptima corona en Roland Garros. Con doble falta en el octavo juego, Almagro concedió una bola de rotura que Nadal aprovechó para ponerse 5-3 y con el saque, sellar su pase a semifinales. Sin dudar, el manacorí sentenció el partido en la que supone su victoria 50 (por una sola derrota: Soderling 2009) en el Abierto de Francia.