Público
Público

Los Grizzlies se imponen en el Staples

Bryant vio el último cuarto desde el banquillo. Pau ganó el duelo individual a Marc, pero resultó insuficiente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Grizzlies se han impuesto, gracias a un gran partido del alero Rudy Gay, que anotó 18 puntos, en el Staples Center de Los Ángeles a los Lakers por 96-102 en un encuentro en el que se el duelo entre los hermanos Gasol se lo llevó Pau.

El encuentro estuvo marcado por la polémica decisión del técnico de los Lakers Mike Brown de sentar en el banquillo en el último cuarto a Kobe Bryant. La estrella del equipo local se quedó con cara de circunstancias viendo desde su silla cómo la victoria se escapaba hacia Memphis.

Gay encabezó una lista de siete jugadores que tuvieron dobles dígitos y los Grizzlies (26-21) aprovecharon la ocasión para romper la racha de tres derrotas consecutivas.

Esta vez, el escolta O.J.Mayo surgió como el sexto jugador perfecto y decisivo al aportar 16 puntos, incluidos 12 en el cuarto periodo, que fue cuando los Grizzlies consiguieron la ventaja definitiva después que los Lakers se hubieran colocado a sólo tres tantos por detrás en el marcador (70-73) al concluir el tercer periodo.

Los Lakers, que al descanso se fueron con una desventaja de 10 puntos (46-56), incrementada hasta 14 al inicio del tercer periodo, al final del mismo cuarto la diferencia era de solo tres tantos (70-73). Pero los Grizzlies rompieron el momento de los Lakers con la inspiración de Mayo, que protagonizó una racha de 11-2 después que los Lakers, con 9:40 minutos por jugarse, pusieron el parcial de 74-78.

La aportación de Mayo fue decisiva porque rompió la defensa de los Lakers y a falta de 7:18 para el final del partido, los Grizzlies volvían a tener una ventaja cómoda de 13 puntos (76-89) que les ayudó a completar el tiempo y asegurarse la victoria.

Marc, por segundo partido consecutivo, no tuvo una buena noche en ataque, pero completó una buena labor de equipo al aportar ocho puntos y seis rebotes, que fueron todos defensivos, dio tres asistencias, recuperó dos balones y puso un tapón.

El hermano mediano de los Gasol jugó 35 minutos que aprovechó para anotar 4 de 9 tiros de campo, incluido él último de los Grizzlies, que consiguió a falta de 67 segundos antes que sonase la bocina del final y permitió al equipo de Memphis un parcial de 91-102, imposible de remontar por los Lakers.

Mejor papel desempeñó su hermano Pau, aunque de poco le sirvió para ayudar a su equipo a ganar. Consiguió un nuevo doble-doble de 16 puntos y 14 rebotes, pero no tuvo su mejor inspiración encestadora al fallar 11 de 15 tiros de campo. También repartió tres asistencias, recuperó dos balones y puso un tapón. El mejor de los angelinos fue el pívot Andrew Bynum, que anotó 30 puntos.