Público
Público

Iniesta no levanta cabeza

Llegaría justo, como el año pasado, a una hipotética final europea si el Barça elimina al Inter

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Volvió bien de Madrid; un poco triste porque no le hice jugar. Ha hecho el calentamiento con normalidad y luego, en un ejercicio de centros y remates, ha llegado justo a una bola y se ha hecho daño'. El semblante de Guardiola reflejaba ayer el sentir del vestuario azulgrana después de que las pruebas médicas confirmaran que Iniesta sufre una nueva lesión muscular. El tercer percance de este tipo que padece en lo que va de temporada. Esta vez, una rotura de fibras en el bíceps femoral del muslo derecho. La misma zona donde se lesionó el 27 de marzo durante el partido ante el Mallorca.

Iniesta estará de baja alrededor de un mes. Se terminó la Liga para él y llegaría justo a una hipotética final en el Bernabéu, en caso de que el Barcelona elimine en semifinales al Inter. Con el Mundial en el horizonte, el manchego revive la pesadilla sufrida la temporada pasada, cuando, tras lesionarse ante el Villarreal (rotura de fibras en el recto anterior del muslo de la pierna derecha), a punto estuvo de perderse la final de Roma.

Al final, y aunque renqueante, jugó el partido, pero recayó de la lesión y no pudo disputar con la selección española la Copa Confederaciones. Iniesta pagó muy caro el estrés con que vivió todo el proceso. Y aún hoy se resiente por ello.

Y es que, justo unos días antes del encuentro de Son Moix, los profesionales que le ayudan a recuperarse notaron que Andrés había dado un paso atrás en su mejoría anímica, por lo que vuelven a relacionar sus últimos percances físicos con su estado psicológico.

'Es uno de los momentos más difíciles que tengo que vivir. La vida me ha enseñado a no rendirme nunca', escribió Iniesta, ayer a mediodía, en su muro de Facebook.

'No he visto un profesional como Andrés', salió ayer al paso Guardiola. 'Se alimenta, se cuida, hace la siesta, duerme bien, trabaja mañana y tarde... Vive su profesión como he visto hacerlo a poca gente. Por eso estamos tan tristes, porque no se lo merece. Pero tiene que ser fuerte, recuperar la sonrisa y ponerse a trabajar. Tiene retos por delante como el Mundial de Suráfrica. Y nosotros intentaremos llevarlo a la final de Madrid', espetó el entrenador. La selección también está en vilo.