Público
Público

Innsbruck estalla de júbilo

Miles de aficionados españoles han celebrado por todo lo alto la victoria de España sobre Suecia gracias al gol de Villa

EFE

Miles de aficionados celebraron hoy la victoria de España sobre Suecia (2-1) de la Eurocopa en el centro de Innsbruck.

Decenas de banderas rojigualda ondeaban en las calles de la capital tirolesa, tras el triunfo de la selección de Luis Aragonés sobre los escandinavos.

Por el contrario, miles de hinchas suecos que circulaban desde hace días por Innsbruck, fácilmente reconocibles por los colores nacionales amarillo y azul, desaparecieron como por arte de magia en cuestión de minutos y abandonaron en completo silencio el estadio Tivoli Neu.

A pocos metros del campo y en la plaza Landhausplatz los seguidores del combinado español comenzaron a celebrarlo y algunos incluso intentaban consolar a los suecos, apenados por el gol de la victoria que marcó David Villa en el minuto 92. "El mejor equipo ha ganado", dijo un vikingo ataviado con los colores suecos.

En "la milla de los aficionados" de Innsbruck se concentraron cientos de hinchas españoles, mientras la calle Marien Theresien estaba llena hasta la bandera de "toreros", como los llama la prensa en Austria.