Público
Público

"Lo mío es sólo una inversión emocional"

Alí Syed, propietario del Racing de Santander. Millonario indio de 36 años

LADISLAO JAVIER MOÑINO

L a cita es a las once en la sede del Racing. Alí Syed, el nuevo dueño del club, llega en un vehículo de lujo escoltado por otros dos de similares características. La seguridad personal forma parte de su día a día. Cuando duerme en Santander lo hace en el mejor hotel de la ciudad. Reserva su habitación, también las dos contiguas, que deja vacías, y otras tantas para la cohorte que le acompaña. Antes de comparecer, alguien del club le facilita y le traduce la prensa del día. Aparece completamente vestido de negro. Luce dos espectaculares anillos con piedras preciosas que golpean en la mesa cuando uno de sus ayudantes le entrega un papel y explica su contenido. Hace un inciso en la entrevista que ya había comenzado: "El 3 de febrero recibí esta extorsión (muestra un papel) en la que me decían que si no pagaba dinero difundirían rumores que se dicen de mí y de mis empresas, esto tiene que saberlo la prensa".

¿Sabe quién es Piterman?

He oído hablar de él, pero no le conozco. Cuando vine a Santander empecé a saber de él a través de la prensa.

¿Por qué hay que fiarse de usted y no pensar que usted es otro Piterman?

No sé bien lo que hizo Piterman, pero no se puede comparar. Yo sólo he hecho lo que los seguidores del Racing me han pedido.

"Más que el dueño del Racing me considero uno más de sus hinchas"

¿Pero por qué los racinguistas tienen que fiarse de usted?

Mire, yo no soy un mago que puedo hacer las cosas en dos días. Necesito tiempo para que los aficionados comprueben cómo estoy trabajando en el proyecto. Para probar lo que estoy haciendo y lo que soy.

¿Entiende las dudas con usted? Hay informaciones que hablan de delitos fiscales de sus empresas.

"No sé quiénes son Setién o Sañudo, ya aprenderé la historia del club"

Rumores, son rumores. Y en este caso, falsos, sin sustancia ni base. Esto que ve aquí es la realidad, yo estoy aquí enfrente de usted, he comprado el Racing. Contra esos rumores lucharé legalmente.

¿Por qué no le gusta hablar de su pasado? ¿Tiene algo que ocultar?

Definitivamente, no tengo nada que esconder. Nunca he tenido una oportunidad de hablar de mí, aunque no creo que sea interesante. Sólo tengo 36 años y la mitad de mi vida ha estado entre el colegio y la Universidad. Ahora estoy intentando alcanzar mis objetivos. No soy una persona de 60 años para poder dar lecciones o hablar de mi vida. Desde que llegué he intentado hablar de fútbol, pero no me importa hablar de mi vida. Soy un libro abierto tanto para mis negocios como para mi vida. En las siete semanas que llevo aquí me he centrado en el Racing.

¿Cuando compra un club de fútbol también compra sentimientos?

Sí, yo soy un seguidor más. Más que el propietario, me considero un fan del Racing. No me considero diferente al resto de los hinchas. Sólo hay que ver el modo con el que he celebrado los goles. Entiendo cuáles son los sueños de los seguidores porque son los míos, intentaré complacerles. Pido a los aficionados que me den su apoyo en mi travesía en el Racing. Y que si he cometido errores en el pasado o los cometo en el futuro me ayuden y mi perdonen.

¿Tuvo que enseñar muchos papeles para comprar el club o fue fácil?

Siempre hay que presentar papeles, aunque compres un coche pequeño. Todo el personal del club me ha ayudado, en especial Pernía.

¿Por qué el fútbol seduce a los millonarios?

En España, yo soy el único indio y en la Premier hay dos. Lo mío es simplemente una inversión emocional. Intento disfrutar de cada momento que estoy en el fútbol.

¿Sus gestos en el palco buscan ganarse a los aficionados?

No es marketing, son emociones claras.

Pero lleva poco como para sentir ya tanto el Racing.

El otro día le enseñé mis manos a un periodista. Se me puso un dedo azul de aplaudir uno de los goles del Racing. Lo siento como un fan.

¿Le da igual saltarse el protocolo de los palcos?

No hablo de otros presidentes o dueños, ni de cómo deben comportarse. Soy un hombre emocional y lo muestro y disfruto. No controlo mis emociones: quiero celebrar, saltar y expresar lo que siento.

¿Sabe quién era Quique Setién?

No.

¿Y Gento?

No.

¿Y Arteche, Sañudo?

No (un interlocutor le dice que son cántabros históricos que pasaron por el Racing). Soy muy joven para saber quiénes eran.

¿No cree que debe estudiar la historia del club?

Sí, pero sólo llevo un mes. Estaré encantado de aprender la historia del Racing, pero paso a paso. Este mes he estado centrado en la compra.

¿Qué conocía del fútbol español antes de llegar?

Que son los campeones del mundo y que España ha dado equipos y futbolistas de los más importantes del mundo.

¿De pequeño tenía algún equipo?

Era aficionado, pero no tenía ningún equipo.

¿Cuál era su deporte predilecto en la India?

El cricket.

El cricket es un deporte muy caballeroso; el fútbol, a veces, no.

No sé, son dos deportes que no tienen nada que ver.