Público
Público

Juanito vuelve y disfruta

El Atlético supera la presión del Deportivo, que suma su cuarta derrota consecutiva, y se desahoga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No extrañó los focos. Ni la presión del retorno. Juanito ha demostrado que la memoria es la mejor arma de un futbolista. No jugaba el gaditano desde la debacle ante el Recre en la Copa. Aquel 3-0 de Huelva le había enviado al banquillo como si hubiera sido el responsable único del destrozo. La lesión de Valera y la sanción de Perea le situaron de golpe en medio del escenario después de tres meses de retiro. Y estuvo muy atento cuando más lo necesitaba el Atlético.

En el gol que abrió el marcador, Juanito mostró reflejos de felino en dos ocasiones. Un par de acciones certeras -un cabezazo y un hábil toque en caída- en pleno lío, a sólo un metro de la línea de gol. Y se lo dedicó a su amigo Joaquín que, casualidad, había hecho lo mismo horas antes.

El partido comenzó muy trabado. Los dos equipos presionaban con eficacia. El Atlético salía con más facilidad por la banda derecha. Ujfalusi, muy activo, se transformaba sin esfuerzo en un extremo a la antigua usanza. Aunque sus centros no fueron buenos en la primera parte, siempre llevó el peligro cosido a sus botas. Su desmarque y el pase final en el tercer gol fueron magistrales. El checo fue la mejor llave que encontró el Atlético para abrir la muralla del Dépor.

Ujfalusi se transformó en un extremo de los de antes

El equipo gallego sí supo tratar la pelota. Tocó bien y mostró orden, especialmente en la primera mitad del choque. Pero no tiene llegada. Su racha más reciente -cuatro derrotas seguidas- preocupa. El Atlético mostró seguridad en el centro del campo. Jurado estuvo especialmente inspirado y sus pases fueron de tiralíneas en muchas ocasiones.  El morbo estuvo en Forlán. El uruguayo marcó, pero no lo celebró con la grada. Sustituido justo después, el Calderón le ovacionó como si hubiera perdido de golpe la memoria.

De Gea y Aranzubia (a pesar de los tres goles) brillaron. El joven guardameta atlético obsequió con un vuelo extraordinario y una mano providencial en un precioso lanzamiento de falta efectuado por Iván Pérez a 15 minutos del final. Aranzubia realizó dos grandes paradas (a Juanito y a Agüero) en situaciones claras de gol. Los minutos finales sirvieron para ofrecer a Molino la posibilidad de debutar con el primer equipo del Atlético. Los rojiblancos necesitan tirar de cantera.