Público
Público

Lissavetzky recuerda a Villar que debe someterse a la ley

Advierte de que si las elecciones a la RFEF se retrasan a noviembre supondría un "incumplimiento flagrante de la ley" y asevera que la Federación "no debe ser una sucursal de la FIFA"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, ha asegurado hoy que las elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) se celebrarán 'según la legislación deportiva española', y no siguiendo el Código Modelo FIFA, tal y como aprobó ayer la Asamblea General de la RFEF.

'Las elecciones tendrán que realizarse según la legislación deportiva española. Habrá que acomodarse sea la federación de fútbol o bolos. Hay una jurisprudencia clara y el deseo absoluto de la Administración es que todas las federaciones cumplan con las leyes', dijo.

Jaime Lissavetzky se refería así a la decisión de la Asamblea General de la Federación Española de Fútbol , que aprobó ayer por una amplia mayoría -115 votos a favor y 23 en contra- el Reglamento Electoral y que fijaba la fecha de celebración de los comicios en el último trimestre de 2008, en contra de lo que dictaba la Orden Ministerial de diciembre de 2007. Dicha Orden establecía que las federaciones deportivas no clasifcadas para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 deberían iniciar su proceso electoral en el primer trimestre de este año, antes del 31 de marzo.

'Incumplimiento de la ley' 

En este sentido, Lissavetzky advirtió hoy que si la aprobación de los Estatutos de la RFEF se lleva a cabo como ha conocido a través de los medios, y elimina la frase 'dentro del ordenamiento jurídico español', se iría contra la Ley del Deporte y 'estaríamos en un incumplimiento flagrante de la ley', y el Consejo Superior de Deportes, 'sea del Gobierno que sea, no puede tolerar ese incumpimiento'.

Asimismo, reiteró que no existe una incompatibilidad entre la legislación española y el Código Modelo FIFA recientemente aprobado -y que incluye en uno de sus apartados que no debe haber injerencia alguna de los Gobiernos en los procesos electorales de sus asociados-, aunque confesó que no está prevista una reunión con el presidente de dicho organismo, el suizo Joseph Blatter. 'No es A ó B sino que A es sumable a B', señaló.

'La RFEF no debe ser una sucursal del la FIFA'

Lissavetzky ha recordado, además, que el fallo de la Audiencia Nacional en el que se estimaba que 'no había lugar' a la petición de las medidas cautelares solicitadas por Angel María Villar significa, según él, que la Orden Ministerial 'es adecuada desde el punto de vista jurídico'.

En cambio, no quiso pronunciarse sobre si se debería inhabilitar o no al presidente de la Federación Española, Angel María Villar. 'No prejuzgo nada. Si se litigia, cuando tengamos las resoluciones encima de la mesa, habrá un procedimiento con todas las garantías, pero no adelanto acontecimientos', apuntó.

Igualmente, insistió en que no ve peligrar la participación de la selección española en la próxima Eurocopa pese a las amenazas de Blatter el pasado 17 de febrero, en el día en que se homenajeaba al presidente de Honor del Real Madrid, Alfredo di Stéfano. 'Creo que el que se gana la clasificación en el campo de juego tiene que participar en la Eurocopa. España participará en la Eurocopa', recalcó.

A su juicio, lo que hay que tratar de hacer es que la Federación Española 'no sea una sucursal de la FIFA'. 'La RFEF no es una sucursal de la FIFA, es una entidad que está dentro de la FIFA, pero también dentro de la legislación española. No quiero que se extienda un conflicto en el deporte español, quiero que se resuelva', añadió.

Lissavetzky quiso recordarle a la RFEF que es una entidad privada, pero con una serie de competencias públicas delegadas, entre otras 'lo que se llama 'la roja', la camiseta española' al margen de las subvenciones públicas o no que pueda estar recibiendo por parte del Estado.