Público
Público

Luis levanta el castigo a Torres

Técnico y jugador se reunieron para limar asperezas. Aragonés repetirá once titular ante Suecia

PEPE GARCÍA-CARPINTERO

Torres será titular ante Suecia. Ni las declaraciones de Luis acusándole de egoísta, ni el gesto matinal de este jueves dejándole fuera de los titulares han sido suficientes para que se cargara al nueve. La tensión había aumentado en dosis galopantes en Milderer Hof. La bola de nieve no paraba de crecer y bajaba por las laderas del valle de Stuibal a toda velocidad. Lo que debía ser una balsa de aceite se había convertido en una hoguera que tenía pocos viso de apagarse tras los reproches del seleccionador.

Las declaraciones de Luis señalando a Torres de incorrecto tras el cambio ante Rusia habían dejado a la concentración in albis. El silencio con el que saltaban al césped no era normal, pero tras una mañana de castigo, en la que el seleccionador dejó al Niño fuera de un grupo en el que estaban Xavi, Senna, Iniesta, Silva, Cesc y Villa había levantado todas las sospechas. No cruzaron ni una mirada y los primeros rumores apuntaban a ‘banquillazo’ para Torres.

El indulto vino por la tarde. Es la manera que tiene Luis de solucionar los problemas. Pocas palabras y hechos por encima de todo. Cogió los petos y empezó a rodear a los suyos. Se lo dio a Xavi, a Ramos, a Senna... y cuando llegó a Torres, que se encontraba tumbado estirando, Luis, como de soslayo, se lo dejó colgado en la pantorrilla. Es la manera que adoptó el técnico madrileño para levantarle el castigo.

Pero aunque Luis parece haber solucionado el debate que había montado él mismo con Torres, lo que realmente le preocupa es la fragilidad defensiva, sobre todo en los balones aéreos. En la prueba definitiva para el choque del sábado ante los suecos, ensayó con el mismo once que goleó a Rusia. Y el equipo siguió evidenciando falta de acoplamiento atrás. “Como nos pase los mismos ante los suecos, estamos arreglados”, no paraba de repetir el seleccionador cuando Xabi Alonso ganaba la posición a Puyol y Marchena para marcar de cabeza.

El técnico no paró de corregir movimientos defensivos, sobre todo a Iniesta, Senna y Silva. La línea de presión no es la correcta, según Luis. Y, claro, los suplentes lo explotaron al máximo.

Fue la hora de las reivindicaciones. Cesc se puso los galones del Arsenal, dio un recital de cambios de juego e incluso corrigió a algún compañero. “Pero no ves que todo el mundo, hasta en la grada, ha visto que estás en fuera de juego”, le dijo a Arbeloa. Alonso marcó, Sergio García demostró que puede tener sus minutos en la banda y Albiol dio una clase de comandancia en la defensa. Sana competencia.