Público
Público

"Mandarnos al Calderón es casi un acto terrorista"

El Betis se muestra indignado ante la opción que ofrece la RFEF de jugar el partido contra el Barça en el feudo rojiblanco, ya que La Cartuja no está lista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero y jurista del Betis Jaime Rodríguez Sacristán advirtió hoy, en declaraciones a la radio oficial del club, del peligro que supondría que el partido ante el Barcelona se disputase en el estadio Vicente Calderón, 'tal y como ha aconsejado, en última instancia' la Federación en su último escrito enviado al club verdiblanco.

Y es que, Rodríguez Sacristán considera que tener que disputar el choque contra el Barcelona en el estadio del Manzanares, con el riesgo añadido que supondría la presencia en la capital española, este fin de semana, de aficionados de varios equipos con una profunda rivalidad entre ellos constituye 'casi un acto terrorista', del cual avisa el abogado verdiblanco.

'Uno de los hechos más graves que podían darse en Madrid es que, por primera vez en la historia del fútbol, coincidirían en una misma ciudad las hinchadas de los cuatro equipos que tienen mayor rivalidad entre sí', precisó.

Podrían coincidir en Madrid los cuatro equipos con mayor rivalidad 

Así, explicó que el domingo se disputa el Real Madrid-Sevilla también en el Bernabéu. 'Se daría una situación muy peligrosa. Y no lo digo por las aficiones de nuestros equipos, que ahora mantienen una buena relación --dijo, sobre béticos y sevillistas--, sino por la temeridad que supone siempre aglutinar a un gran número de hinchas rivales. Es casi un acto terrorista, porque terrorismo es poner en peligro la vida de los demás', sentenció.

Paralelamente, Rodríguez Sacristán se pronunció acerca del fallo del Comité de Apelación conocido hoy, por el que se confirma el cierre por dos partidos al estadio Ruiz de Lopera, tras el botellazo recibido por el portero del Athletic, Armando. 'Ya sabíamos que la resolución la traían puesta. Es la corrupción elevada a su máxima potencia. A este despropósito y disparate indigno debe ponerle solución el Comité de Disciplina Deportiva', concluyó.