Público
Público

Los médicos aconsejan no forzar a Van Nistelrooy

Schuster quiere contar con el ariete cuanto antes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Estoy perfecto. ¿Jugar? Vamos a ver'. Van Nistelrooy no las tiene todas consigo. Su presencia en el partido del domingo frente el Valencia no es segura. Ni mucho menos. El jugador reconoce una innegable mejoría de su lesión, pero ayer, tras el entrenamiento matinal en el que no participó, se mostró prudente.

Y los doctores blancos apoyan esa postura cautelosa. 'El jugador está mucho mejor, pero la vuelta depende de sus sensaciones. Si él no se encuentra bien, es mejor esperar', señaló ayer a Público una voz autorizada de los servicios médicos del club. Padece una sinovitis en el tobillo derecho, afección muy dolorosa que provoca la inflamación de la zona afectada y cuyo tratamiento requiere la extracción del líquido sinovial que provoca las molestias .

Schuster echa de menos al holandés, ausente desde hace un mes. El alemán ya se dirigió la semana pasada a los galenos del club pidiéndoles información constante acerca de la evolución del delantero. Lo quiere de regreso cuanto antes. Sin embargo, los malos precedentes en casos como los de Pepe o Robinho, en los que se forzó su reaparición y recayeron, han vuelto más precavidos a los doctores. No quieren precipitar el alta del jugador y seguirá con su plan especial de recuperación.

Van Nistelrooy se volvió a ejercitar ayer en el gimnasio y posteriormente recibió los cuidados de los fisioterapeutas durante más de 30 minutos. El plan de hoy será el mismo. Sólo faltan cuatro días para el encuentro ante el Valencia y el holandés no ha podido entrenarse con sus compañeros.

Veloz recuperación de Robben

Caso bien distinto es el de su compatriota Robben. El extremo holandés, que debía estar un mes de baja, acorta a diario los plazos de su recuperación. 'Es increíble el esfuerzo que está haciendo para reponerse', apunta orgulloso el mismo empleado médico del club. El jugador continúa su plan específico para recuperarse de la rotura del ligamento externo del tobillo izquierdo provocada por la brutal entrada de Quique Álvarez en Huelva, y podría entrar, inesperadamente, en la convocatoria de Schuster para el domingo. Esta sorprendente evolución es fruto del duro y constante trabajo realizado por Robben.