Público
Público

Melanie Costa alcanza una plata histórica

La española se proclama subcampeona del mundo en los 400 metros libres por detrás de la estadounidense Katie Ledecky con un crono de 4:02.47, mejor marca personal y récord nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La española Melanie Costa se ha colgado este domingo la medalla de plata de los 400 metros libre después de parar el crono con un nuevo récord nacional de 4:02.47 y clasificarse por detrás de la estadounidense Katie Ledecky. La palmesana, que en la clasificación había batido la plusmarca nacional y la dejó en 4:04.20, aún fue capaz de nadar más rápido en la final. Por detrás de Ledecky y de Costa, se clasificó la neozelandesa Lauren Boyle con 4:03.89.

Melanie Costa, exultante, miró el crono en cuanto tocó la pared y no se podía creer la marca que acababa de firma. La española, por fin, había dejado atrás su mala suerte que le dejó en los Juegos Olímpicos de Londres a muy poco de la final. Costa, octava en esta misma prueba en el Mundial de Shangai (2011), fue novena en las series de 400 y 200 libre y con el equipo español de relevos 4x200 firmó una décima posición.

Hoy se desquitó y lo hizo a lo grande, batiendo el récord de España de Mireia Belmonte en la clasificación y volviéndolo a conseguir en la final. Hasta la fecha, el máximo logro de la española había sido la medalla de oro conseguida hace un año y en esta misma prueba en los Mundiales de piscina corta disputados en Estambul.

Ledecky, oro en los 800 libre en los pasados Juegos Olímpicos de Londres, dominó la carrera desde la primera brazada. Nadó tres cuartas partes de la prueba por debajo del récord del mundo de la italiana Federica Pellegrini (3:59.15/ 26 julio 2009), pero al final no lo consiguió.

La joven norteamericana, nacida en Washington en 1997, paró el crono en 3:59:82 y consiguió nuevo récord americano. Por su parte, Costa se colocó a rebufo de la norteamericana y ya se situó segunda desde los primeros 50 metros. Al final acabó en 4:02:47 y no vio peligrar en ningún momento su segunda plaza, a pesar del esprint final de la neozelandesa Boyle, que fue bronce con 4:03.89. La medalla de Costa es la octava de la delegación española en este Mundial, que hasta ahora había conseguido siete medallas en natación sincronizada.