Público
Público

Miku aleja del descenso al Getafe

Un doblete de Baptista le da la victoria al Málaga ante al Mallorca y le permite seguir luchando por evitar el descenso

AGENCIAS

Antes del pitido inicial, el club de Ángel Torres sumaba una victoria desde que comenzó 2011 tras 16 partidos oficiales. Incapaces de ganar desde hace dos meses, los madrileños se encontraban acechados por las alarmas del descenso. El Getafe tenía que arreglar la situación ante un rival muy incómodo que llegaba al choque con las bajas de Jesús Navas y Frederik Kanouté. Aún así, y con Europa en juego, los andaluces son siempre muy molestos.

Rakitic y Medel tejieron un centro del campo incómodo tratando de molestar la salida del balón de Javier Casquero y Daniel Parejo. Álvaro Negredo, arriba, debía ser la gran molestia agitadora para la meta defendida por Óscar Ustari. Sin embargo, ese sistema sólo funcionó para defender, porque en la primera parte, el Sevilla no hizo ni un disparo.

Los madrileños, a trompicones, sí consiguieron inquietar al guardameta Javi Varas. Lo hicieron hasta en cuatro ocasiones, pero el arquero del Sevilla estuvo seguro. La misma tónica se repitió en los segundos 45 minutos, con el Getafe atacando a por el gol y el Sevilla esperando un zarpazo triunfal. Antes Adrián Sardinero falló un clarísimo mano a mano que sacó Javi Varas y Miku erró en una volea a bocajarro que mandó a las nubes cuando tenía todo a favor para inaugurar el marcador.

Miku apareció en el 76 para darle tres puntos muy valiosos a su equipo, que supo aguantar las últimas acometidas sin sentido sevillanas. La permanencia está más cerca en la ciudad del sur de Madrid, mientras que el Sevilla se aleja del cuarto puesto, el que da acceso a la Liga de Campeones.

En el otro partido disputado a las 18.00 horas, el Málaga consiguió la victoria en casa ante el Mallorca (3-0), con un doblete de Julio Baptista, que regresó tras dos meses de lesión y otro gol de Seba Fernández, lo que permite a los andaluces sumar tres puntos muy importantes en la lucha por evitar las posiciones de descenso, en la trigésimo segunda jornada de la Liga BBVA.

La primera parte fue de total dominio para los de Pellegrini, que se mostraron muy serios en defensa y con transiciones muy rápidas en el centro del campo. Así, consiguieron el gol con una salida rápida a la contra que acabó con el gol de Seba Fernández tras un centro-chut de Rondón.

Con el gol, la reacción del Mallorca llegó con jugadas aisladas de Webó y Nsue, pero les faltó acierto de cara a la portería contraria y el Málaga no desaprovechó las suyas. Baptista cazó un rebote en la frontal del área y tras un par de recortes disparó con el interior al palo largo, haciendo inútil la estirada de Aouate.

Tras el paso por vestuarios, el Málaga salió a por todas con un gran dominio y creando peligro constante a la meta de Aouate, que veía como su equipo era incapaz de salir de su campo y crear ocasiones de gol al equipo dirigido por Manuel Pellegrini. Llegó la sentencia del Málaga con otro gol de Julio Baptista, que remató sólo en el punto de penalti una falta votada desde la derecha por Duda y cerró el marcador en la Rosaleda para alejar al Málaga del descenso.