Estás leyendo: Mourinho se desentiende

Público
Público

Mourinho se desentiende

El técnico del Madrid deja ver que Karanka dirige el entrenamiento y por novena vez le hace salir en su lugar a la rueda de prensa

LADISLAO JAVIER MOÑINO

La Liga ya no interesa a Mourinho. No es un asunto con entidad suficiente para él, así que delega parte de sus funciones en los ayudantes. No dirigió personalmente la sesión de entrenamiento previa a visitar San Mamés, un escenario exigente. Se lo encomendó a Karanka. O al menos eso se esforzó en escenificar en el cuarto de hora que dejó ver a los periodistas. Y luego, por novena vez en lo que va de curso, Mourinho, el único entrenador del mundo que ha incluido públicamente las conferencias de prensa previas y posteriores a los partidos como parte importante de los mismos, delegó en su segundo la comparecencia ante los medios. Mourinho se de-sentiende del Athletic. O eso pretendió que le llegase a los observadores.

La última vez que el entrenador portugués faltó a su cita con los medios en la previa del partido con el Espanyol en Montjuïc la brecha de siete puntos con el Barça también hacían pensar en la Liga como un objetivo imposible para el Madrid. Aquel 12 de enero, el técnico decidió viajar a Francia para espiar al Lyon, su rival en los octavos de final de la Champions.

La última vez que Mou no habló, la Liga también parecía imposible

"El día del Lyon no estuvo, se dijo que habíamos tirado la Liga y se ganó en Cornellà con uno menos. Él tiene esa forma de trabajar que nos hace involucrarnos y que considera positiva para la formación de sus ayudantes. Para transmitir lo que él quiere decir, en un momento como este, entiende que lo puedo hacer yo perfectamente", dijo Karanka, que no se movió de la línea marcada por su jefe en la última polémica aireada, la de las tarjetas amarillas que se fuerzan: "Sin buscar tarjetas, aquí se ha sancionado a jugadores y al técnico y en otros sitios no pasa eso".

Mientras se acomodaba en su asiento, Karanka no pudo evitar torcer el gesto con la poca expectación que generó su comparecencia. Mourinho, nada más llegar al Madrid, pidió un hombre de la casa para que fuera su segundo, pero la impresión que queda es que buscaba alguien que hablara español para comparecer en las ruedas de prensa que a él no le apetece o no quiere dar. "Una de las razones puede ser esa, pero estoy convencido de que hay muchas cosas más. Estoy encantado desde el primer día de estar con Mourinhoy su grupo de trabajo; de salir a representar al Madrid y a un entrenador como él; de quedarme como responsable de los entrenamientos", adujo Karanka.

El ayudante de Mourinho defendió la competitividad del equipo en San Mamés desde la convocatoria, en la que están incluidos Cristiano y Marcelo, aunque no aclaró que vayan a jugar desde el inicio. También apeló a la historia del club: "La importancia del partido se ve porque vamos con los 20 disponibles. A ver cómo están Cristiano y Marcelo, hay que gestionar esas cosas. He estado cinco años como jugador en este club y nadie que se ponga esta camiseta puede renunciar a competir mientras haya posibilidades".

La competitividad del equipo esta noche la medirá la alineación

El tercer argumento que dio Karanka para defender que no han bajado los brazos fue menos convincente, vistos los últimos antecedentes: "También hay clubes que se están jugando cosas y por eso hay que competir". Ante el Sporting, Mourinho reservó a varios principales: Pepe, Cristiano y, de alguna manera, Xabi. La ausencia de Benzema también es significativa, una vez que ayer se entrenó junto al grupo. "Tampoco vas a estropear la evolución de su lesión por arriesgar", esgrimió Karanka.