Estás leyendo: Mourinho va ganando

Público
Público

Mourinho va ganando

El luso mejora en cuatro puntos y tres goles la primera vuelta de Pellegrini en el curso pasado. El técnico consigue que el discurso del club tras el tropiezo ante el colista se centre en el árbitro

LADISLAO JAVIER MOÑINO

Aunque el pulso entre Valdano y Mourinho se recrudezca por las declaraciones con retranca del director general sobre la suplencia de Benzema en Almería, aunque las excusas arbitrales ahora partan al unísono de ambos, aunque el Barça mantenga un ritmo de puntos y de juego infernal, lo cierto es que el Madrid ha finalizado la primera vuelta a menos distancia del liderato que la temporada anterior.

Mourinho ha firmado una primera parte del curso superior a la de Pellegrini en todas las competiciones. A estas alturas de la temporada y bajo la dirección del entrenador chileno, el Madrid estaba a cinco puntos del Barça, sin que este alcanzara los 52 que ha logrado en esta primera vuelta. Mourinho ha logrado en las primeras 19 jornadas cuatro puntos más (48) que su antecesor. Ha cosechado una victoria más (15), ha perdido dos partidos menos (1) y ha empatado uno más (3). El registro goleador también es superior (47 por 44), aunque el número de tantos encajados también lo es (17 por 14). Este último dato no deja de sorprender, una vez que Mourinho responde a un perfil de entrenador que dota de solidez defensiva a sus equipos. Los cinco goles encajados en el Camp Nou son los que disparan ese saldo negativo.

En enero de 2010, el Madrid ya no estaba en la Copa y no se había quitado de encima la debacle de Alcorcón, una derrota que no pudo borrar de su cabeza en toda la temporada. Ahora, el equipo está a 90 minutos de acceder a las semifinales coperas si logra mantener la ventaja de 3-1 con la que acudirá el jueves al Calderón.

En enero de 2010, el Madrid ya no estaba en la Copa 

En la Liga de Campeones, el Madrid ha firmado su mejor liguilla de la historia con Mourinho al frente. En seis partidos, sólo concedió un empate en Milán (2-2) para sumar un total de 16 puntos. Con Pellegrini perdió en el Bernabéu con el Milan y cedió un empate en San Siro (1-1).

Pese a lo que dicen las estadísticas, la sensación de que la Liga empezó a alejarse seriamente en Almería se percibió en los rostros y en los gestos de los jugadores al término del partido, aunque no la dan por perdida.

Las irónicas palabras de Valdano sobre la suplencia de Benzema ["Había un nueve en el banquillo"] expresaron el sentir del club respecto a la necesidad de fichar un nueve, aunque lo esté intentando con Van Nistelrooy. Mourinho mira el plantel y sólo ve uno que no le satisface. Valdano analiza la plantilla y contempla tres, Benzema, Cristiano si fuera preciso y Morata como una alternativa de emergencia. Mourinho maneja una idea de juego con un nueve que no es Benzema y Valdano, desde su posición de director general, dispone de un presupuesto y preserva un gusto futbolístico en el que no cabía Hugo Almeida, pretendido por el técnico desde el verano. Es una discusión futbolística de dos visiones antagónicas del juego.

Sin embargo, aunque parezca que se le ha recortado poder a Mourinho, en su gran plante ante la entidad reclamando más voces del club para quejarse de los árbitros ha salido ganador. Mourinho ha logrado que Valdano centrara su discurso en Pérez Lasa tras el tropiezo con el colista. Sin duda, ahí va ganando.