Público
Público

Muñoz se sube al podio

El nadador cordobés bate su récord y logra la primera medalla de la natación española en los 50 metros mariposa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Acostumbrada a manejarse en la mediocridad, a que se hable más de lo que sucede fuera de la piscina que a celebrar lo que acontece dentro de ella, la natación española recibió ayer una noticia tan buena como inesperada: la consecución de una medalla, un bronce, en la segunda jornada de los campeonatos. La conquistó Rafa Muñoz, en los 50 metros mariposa, tras pulverizar, por segundo día consecutivo, su plusmarca nacional. El andaluz emuló así al vencedor, el serbio Milorad Cavic, que, con 23s11, estableció un nuevo récord de Europa.

No suelen ser tan tempraneros los nadadores españoles, que ni siquiera en su ámbito más natural, el europeo, frecuentan el podio, excepción hecha de Erika Villaécija, que esta mañana se estrenará en la piscina de Eindhoven en las series de los 800 libres. De modo que la medalla de Rafa Muñoz supuso una novedad, sobre todo teniendo en cuenta que la selección española se fue de vacío del pasado Europeo, en Budapest 2006.

Doble récord español

La novedad fue, sin embargo, una sorpresa relativa. El nadador cordobés, de 19 años, ya había advertido de sus posibilidades la víspera: nadando en 23s76 había batido su propia plusmarca nacional (23s80). Ayer, siguiendo la estela de Cavic y el rastro del ucraniano Sergiy Breus (segundo con un tiempo de 23s48), Muñoz rebajó el récord español de los 50 mariposa hasta los 23s60.

'Quería estar entre los más grandes de Europa y ya lo he logrado', proclamó Muñoz. 'Esta medalla me da fuerza para seguir adelante. Cuando he tocado y he visto mi nombre en pantalla, no sabía si había sido oro, plata, bronce o qué, porque el final ha sido explosivo', añadió.

Puesto que la prueba no es olímpica, la marca y el bronce no le servirán a Muñoz para sellar un billete hacia Pekín, pero quizá sí para justificar el optimismo del Maurizio Coconi. 'El nivel de la natación española está subiendo', aseveró el director técnico de la selección, en declaraciones a EFE. 'Establecer récords de España es el resultado de haber competido fuera. Vamos a luchar para lograr medallas y entrar en la finales', abundó Coconi, después de que, en la primera jornada, se batieran otras cuatro plusmarcas nacionales.

A un suspiro de lograrlo se quedó Ángela San Juan, quinta en los 50 metros mariposa. Una centésima separó a la nadadora madrileña, que se entrena en Estados Unidos, de su récord nacional (26s79). Y algo similar le sucedió a Escarlata Bernard, quinta en los 200 espalda. Sucesora de Zivanevskaia en la distancia, la nadadora canaria, de 17 años, se quedó a sólo 20 centésimas del podio tras registrar su mejor marca personal (2m12s37).

En los 50 espalda, David Ortega se clasificó para la final, en la que no estará Aschwin Wildeboer. Brenton Cabello no superó las semifinales de los 200 estilos.