Público
Público

Osasuna congela al Barça

Casi ausentes en la primera parte, los azulgrana se dejan en Pamplona un jirón más de Liga tras encajar dos goles de Lekic y no completar, en el segundo acto, el frustrado intento de remonte de Cuenca y Tello

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Visto lo visto ayer en Pamplona, sólo el Madrid puede reavivar ya al Barcelona en la Liga. De los blancos depende acostarse esta noche a diez puntos de los de Pep Guardiola, que, obligados a ganar en el Reyno de Navarra, sumaron una nueva derrota ante Osasuna (3-2) y se dejaron un nuevo jirón del torneo en casa ajena. Víctimas de su propia indolencia, acaso de una mala adaptación a un césped en pésimo estado, los azulgrana se despertaron demasiado tarde para enmendar una primera parte en la que sólo Osasuna respondió a las exigencias del partido. El Barça, que nada tuvo que ver con el contundente equipo de la Copa, regaló el primer acto y los dos goles de Lekic le colocaron la Liga en un horizonte épico.

Sin sus metrónomos en la medular y la zaga más desacertada que nunca, a los azulgrana no les alcanzó el revitalizante efecto de Cuenca, Tello y Cesc, en la segunda parte. Los jóvenes firmaron los dos goles del Barça. El medio tuvo el empate en su cabeza, ya en el tiempo añadido. También entonces, Andrés Fernández estuvo fabuloso. Pero el asunto venía de mucho más atrás. Se le complicó la vida al Bar-

ça en apenas 20 minutos, los que tardó Lekic en firmar dos dianas que helaron a los azulgrana. Como paralizados por el frío y el viento, los de Guardiola no supieron responder a los latigazos de Osasuna. Su mejor pareja de centrales falló cuando ni siquiera se habían disputado cinco minutos y Rául García, ante Puyol, combinó de forma letal con Lekic. Piqué no salió mejor parado de la jugada ni de lo que vino después. El segundo tanto de Osasuna fue una obra colectiva que sacó de nuevo los colores a la zaga azulgrana, por más que esta reclamara fuera de juego de Raúl García.

El segundo gol de Osasuna aplacó así la reacción inicial del Barça, liderada por Alexis, único agitador azulgrana. En su regreso, Pedro fue un cúmulo de errores. Guardiola lo sustituyó por Tello al descanso. Messi, gris, sólo exigió en un par de ocasiones a Andrés Fernández. La medular, sin Xavi, Iniesta, Busquets ni Cesc tampoco ofreció soluciones. El Barça no podía sino cambiar. Guardiola buscó emular la fórmula de Osasuna por las bandas. La intentona resultó buena, pero insuficiente.

El gol de Alexis nació de una internada por la banda derecha de Cuenca, inagotable en su búsqueda. Y el segundo del Barça lo firmó Tello, tras un centro de Cesc y un fabuloso recorte del joven. Pero, para entonces, Osasuna ya había vuelto a golpear a los azulgrana con el tercero, una jugada pícara entre Nino y Raúl García. Los de Guardiola generaron ocasiones para, al menos, igualar el partido, gol anulado incluido. Andrés Fernández estuvo siempre muy bien. Reaccionó tarde el Barça y hoy puede acostarse a diez puntos del Madrid.

Osasuna: Andrés Fernández; Bertrán, Sergio, Flaño, Raitala; Puñal, Nekounam, Raúl García (Damià, m. 88); Cejudo, Nino (Lolo, m. 77) y Lekic (Ibrahima, m. 70).

Barcelona: Valdés; Alves, Piqué (Cesc, m. 70), Puyol (Cuenca, m. 46), Abidal; Sergi Roberto, Mascherano, Thiago; Alexis, Messi y Pedro (Tello, m. 46).

Goles: 1-0. M. 4. Raúl García burla a Puyol y asiste de espuela a Lekic, que supera a Piqué y bate a Valdés. 2-0. M. 22. Lekic remata un centro al área chica de Cejudo. 2-1. M. 50. Alexis remata un centro de Cuenca desde la derecha. 3-1. M. 55. Nino atrapa un balón mal dividido, centra para Raúl García, que se va de Piqué y bate a Valdés. 3-2. M. 72. Centro de Cesc para Tello, que recorta a Nino y marca con la izquierda.

Árbitro: Paradas. Roja a Mascherano por doble amarilla al término del partido. También amonestó a Sergi Roberto, Alexis, Alves, Raúl García, Puñal, Valdés, Xavi y Guardiola.

Reyno de Navarra: 17.284 espect.