Público
Público

El postrero gol de Braulio vale un tesoro

El Zaragoza saca una gran victoria ante el Girona y aprovecha el empate entre Tenerife y Rayo

JULIO BLANCO

En el último suspiro, cuando parecía que no iba a cambiar nada en la lucha por el ascenso, un gol de Braulio permitió al Zaragoza dormir en segunda posición. A la espera de lo que hagan hoy el Xerez, el Hércules e incluso el Salamanca, los aragoneses firmaron tres puntos vitales.

Por contra, Rayo, Tenerife y Real Sociedad se vieron afectados por el mal de altura. No fueron capaces de anotar y, como mal menor, muy menor, empataron a cero.

Madrileños y canarios (0-0) mantienen las distancias en la zona alta, tras un choque convertido en un auténtico cruce de trenes en su idéntico recorrido a Primera. El Tenerife y el Rayo siguen siendo los únicos equipos invictos en lo que va de segunda vuelta, y los que más tiempo llevan sin perder. Además, a tenor de los resultados, son los mejores equipos en puntuación del presente año 2009: los insulares suman 29 puntos, y los madrileños 28.

Más datos. Los tinerfeños habían conseguido alcanzar la cima de la clasificación la semana pasada por vez primera esta temporada. Ese caramelo no lo paladeaban desde hace 42 meses, es decir, más de tres años. Su última derrota data del mes de enero, en su visita a Chapín (2-0). Desde entonces, han cosechado siete triunfos (Girona, Gimnástic, Eibar, Elche, Celta, Salamanca y Córdoba) y cinco empates (Castellón, Huesca, Alicante, Albacete y Rayo), lo cual suma 12 jornadas invictas.

El Rayo, por su parte, tenía también unos inmejorables guarismos con los que rebatir a su rival. Desde su visita a Elche (2-0), allá por el mes de diciembre, no ha vuelto a morder el polvo. En total son 14 partidos sin perder, con otras siete victorias (Zaragoza, Murcia, Hércules, Alavés, Sevilla Atlético, Gimnástic y Eibar) y otros tantos empates con el de ayer (Levante, Real Sociedad, Las Palmas, Xerez, Girona, Castellón y Tenerife). Y por si fuera poco, es el único equipo de categoría nacional que en Liga aún no ha perdido en casa.

Pelean, pues, por el mismo premio, y ha quedado acreditado que así seguirá siendo hasta final de temporada. Pero no lo harán en solitario. La Real se ha sumado a ese carro con argumentos propios. A los cuatro triunfos consecutivos que ha obtenido en este tramo final (Sevilla At., Xerez, Girona y Castellón), no ha podido conseguir el quinto ante el Nástic (0-0).

De todas formas, ha cogido un buen ritmo. Sigue siendo con mucho el equipo menos goleado (23 tantos encajados), pero es que ahora además empieza a carburar en ataque. En estas cinco últimas jornadas ha conseguido 9 goles, lo que equivale a más de un 25% de capacidad realizadora obtenida en toda la temporada. Abreu falló un penalti antes del descanso, y los donostiarras ya no pudieron batir al Nastic.