Estás leyendo: Prueba de hielo en Pamplona

Público
Público

Prueba de hielo en Pamplona

Aparcada la Copa, el Barça se exige los tres puntos ante Osasuna

RUT VILAR

Logradas las dos supercopas, el Mundial de Clubes y clasificados para la final de Copa, el Barcelona no piensa bajar los brazos en la lucha con el Madrid por la Liga. Pep Guardiola ha pedido estos días "ambición" a sus muchachos. El conjunto catalán afronta una nueva fase del curso "tres partidos muy exigentes" (Osasuna, Valencia y Atlético), según el entrenador reforzado anímicamente. El primer test es hoy en Pamplona, probablemente, sobre un césped helado.

"Estamos en una situación límite, en la que sabemos que sólo nos vale un resultado posible de los tres. Y eso sólo sale de la lucha, luego puedes perder, pero sin luchar es muy complicado. Debemos ser ambiciosos", insistió ayer el técnico. "Con lo hecho no nos ha alcanzado, por el gran nivel del Madrid y porque nos dejamos demasiados puntos. Vienen tres partidos muy duros, una buena prueba para ver dónde estamos".

De cara al encuentro de hoy "uno de los más complicados que nos quedan", dijo Pep, recupera el Barça a Pedrito, lesionado en las dos últimas semanas. Iniesta, que reapareció frente al Valencia, seguirá su puesta a punto. Y es baja Busquets, con un corte en la rodilla. Así las cosas, Guardiola se lleva a Pamplona a tres jóvenes del filial: Dos Santos, Sergi Roberto y Tello.

Los duros encuentros disputados por los azulgrana durante enero, incluida la eliminatoria copera ante el Madrid, podrían condicionar hoy la alineación del conjunto catalán. "Conseguida la final de Copa, hay el pequeño riesgo de que nos destensemos, pero por lo que he visto, me siento optimista", reveló el técnico. Y prosiguió: "Hay jugadores que llevan muchos partidos acumulados, pero mañana [por hoy] no reservaré. El martes estaremos mejor si mañana [por hoy] salimos reforzados de Pamplona".

Y es que la próxima semana el Barcelona regresa a Europa, cuyos octavos de final le cuesta especialmente sacar en los últimos años. Por otro lado, cuestionado por dónde le gustaría disputar la final de la Copa del Rey, Guardiola sólo se decantó porque sea en un estadio neutral.

Osasuna, por su parte, pretende aprovechar esta tarde las dificultades mostradas por el Barça a domicilio. "Se les puede ganar, sabiendo que es muy difícil. Fuera de casa lo pasa peor que en su casa. También es verdad que genera ocasiones de gol en todos los lados y ahora les cuesta materializarlas", convino el entrenador rojillo, José Luis Mendilibar.

El conjunto navarro, eliminado de la Copa por el propio Barça, es noveno en la Liga, pero suma ocho partidos consecutivos sin ganar, desde el 18 de diciembre. Para el duelo de hoy, Mendilibar recupera a Calleja y Cejudo, que ayer recibieron el alta médica. La ausencia de Satrustegui en la lista de convocados sorprendió, en cambio, en Pamplona. El joven zaguero ha sido titular en los últimos siete encuentros de Osasuna; el canterano cede su plaza al finlandés Raitala.

Debido al mal tiempo, el equipo navarro ha tenido problemas esta semana para entrenarse en condiciones. El hielo les obligó, incluso, a trabajar el jueves en un campo de césped artificial.

Para hoy, además, se prevé un intenso frío en Pamplona. "Las circunstancias son iguales para todos: cuando está muy bien el campo, y cuando está muy mal. Hay equipos que dejan la hierba alta y no riegan, nosotros no hacemos esas cosas. Si no está bien es cuestión del tiempo y ante eso no podemos hacer absolutamente nada", concluyó Mendilibar.