Público
Público

Scariolo deja la selección española porque no quiere "agarrarse al cargo"

El italiano seguirá dentro del organigrama del equipo en un puesto aún por determinar. Le sustituye Juan Antonio Orenga, ayudante del transalpino en los últimos años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se lo había anunciado a José Luis Sáez allá por el mes de agosto. Fue en un viaje de avión tras una jornada triunfal, la de la brillante final de los Juegos Olímpicos de Londres ante Estados Unidos en la que la ÑBA llevó al límite a la todopoderosa NBA.

Allí, en el vuelo de vuelta de la capital británica a Madrid, con la medalla de plata más dorada al cuello, Sergio Scariolo le avanzó al presidente de la Federación de Baloncesto que dejaba el cargo de seleccionador nacional.

El italiano lo ha confirmado este miércoles en una rueda de prensa en la que no han faltado entre los presentes históricos del baloncesto español como Fernando Romay o Garbajosa. Su sustituto ya tiene nombre, y esta vez es de la casa: Juan Antonio Orenga.

No ha habido esta vez lugar para las sorpresas. Como lo fue la llegada del italiano en 2009, visto por recelo por muchos. 'No sé si estoy hoy mas emocionado que entonces', ha afirmado el transalpino en sus primeras palabras.

Scariolo quiere pasar más tiempo con su familia, como suele pasar con este tipo de salidas. Aunque hay una razón más allá: 'Es un cargo público en cierto sentido y agarrarme a él no va mucho conmigo', ha asegurado.

Sin embargo, el italiano, cuya decisión ha avanzado a Pau Gasol y a Juan Carlos Navarro 'como representantes del equipo', continuará ligado a la selección de alguna manera. Esa es la intención de José Luis Sáez, que se ha mostrado optimista al respecto: 'Las conversaciones llegarán a buen puerto en los próximos meses'.

Sáez: 'Hay muchos y muy buenos entrenadores, pero la apuesta de la federación es ésta'

Sáez ha tenido palabras de gratitud para el ya exseleccionador. 'Es difícil poder encontrar unos resultados mejores que los que hemos tenido', ha declarado.

'Scariolo ha sido leal con su compromiso, leal al equipo y a la federación', ha añadido el presidente de la federación, que la hecho entrega al transalpino de una insignia de oro y brillantes y réplicas de todos los trofeos obtenidos por la selección durante su etapa.

La elección de Orenga -ayudante del italiano en la selección hasta el momento- como su sustituto ha sido la de la casa, la de 'la continuidad', la 'apuesta por la estructura de la federación'. La duración del castellonense al frente de la selección es, de momento, una incógnita, al ser un trabajador de la federación con contrato indefinido.

'Hay muchos y muy buenos entrenadores, pero la apuesta de la federación es ésta', ha concluido Sáez.