Público
Público
Únete a nosotros

Schuster-Capello: el mismo estilo con distinto collar

Berndt Schuster está imitando a Capello. El técnico alemán copia a Fabio Capello cada vez más, especialmente cuando el Real Madrid juega fuera de casa.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando Schuster asomó por primera vez por el Bernabéu, más de uno resoplaba: “Por fin, un año de buen fútbol”. El alemán llegaba enarbolando la bandera del juego de tiralíneas, pero, tras dos meses de competición, la propuesta es idéntica a la del italiano. Schuster no acaba de dar con la tecla del jogo bonito y el Bernabéu se está acostumbrando a vivir los partidos entre murmullos.

El equipo no termina de convencer y sólo el liderato le aleja de las críticas. Y es que desde la goleada ante el  Villarreal en la segunda jornada, el bajón de fútbol es cada día más alarmante.

Inquietantes similitudes

Aunque hay diferencias claras con la etapa de Capello (lío con Beckham, Cassano y Ronaldo), el equipo se encuentra líder, mientras el del italiano estaba colocado a estas alturas en cuarta posición.

Pero Schuster no ha tirado a la basura viejas formas del transalpino y ha heredado la misma dinámica de trabajo de Capello.  No acepta ver a aficionados ni periodistas en los entrenamientos, sus comparecencias ante la prensa siguen creciendo en tensión y empieza a imponerse la moda de defender el resultado antes que el juego. Pero lo más inquietante es que las estadísticas son simétricas.

Sobre todo, si nos atenemos a los partidos fuera de casa. Lejos del Bernabéu, ambos equipos han sumado ocho goles y encajado tres, aunque Capello sólo había cedido el encuentro ante el Getafe y Schuster ya ha protagonizado una derrota y un empate. El espíritu de las remontadasLa única evidencia clara es que el equipo ha mantenido el espíritu de las remontadas de final de temporada.

Y es que hay que recordar que el conjunto blanco ha  comenzado perdiendo los encuentros ante Atlético, Deportivo y Olympiacos. El vestuario no está preocupado, pero para Casillas todo está claro. Las dudas aparecen porque el equipo al que defienden es el Real Madrid: “El año pasado, por estas mismas fechas, estábamos en una crisis descomunal, fatal, y ahora que somos líderes estamos igual de mal. Hay que darle su tiempo. Mucha gente se ha ido y otros muchos han venido. Hay que aclimatarse, y aun así seguimos ahí arriba. Y eso es mérito nuestro. Cuando tenemos que echar garra y coraje, lo hacemos, como ante el Depor. Ganar nos supone mucha más satisfacción”.

Que perdure el liderato porque si no, Capello será el ganador.