Público
Público

Tokio 2020 intenta minimizar el 'efecto Fukushima'

El gobernador tokiota niega una amenaza radiactiva en la capital japonesa para tranquilizar a los miembros del COI

EFE

El gobernador de Tokio, Naoki Inose, ha partido hacia Buenos Aires, donde el 7 de septiembre se elegirá la ciudad organizadora de los Juegos Olímpicos de 2020, y ha querido minimizar el efecto negativo que pueden tener las últimas revelaciones sobre las fugas radiactivas en la central de Fukushima en la votación de los miembros del COI al asegurar que no hay ninguna amenaza de radiación nuclear en la capital japonesa.

"Los niveles de radiación en Tokio no son en absoluto diferentes de los Nueva York, Londres o París", apuntó el Gobernador antes de partir hacia la capital argentina en referencia a las fugas de agua contaminada en la accidentada central de Fukushima detectadas este verano.

Los responsables de la candidatura de Tokio, que compite con Madrid y Estambul para hacerse con los Juegos de Verano de 2020, han descartado en varias ocasiones que la situación de la central de Fukushima, situada a poco más de 200 kilómetros de la capital nipona, vaya a influir en la decisión final del Comité Olímpico Internacional (COI).

Sin embargo, para rebajar los temores sobre los niveles de radiación, las autoridades de Tokio han puesto en marcha una versión en inglés de su página web que muestra las mediciones de contaminación nuclear en la ciudad y que se compara con la de otras capitales del mundo.

En la cita en Buenos Aires, la delegación tokiota, formada por cerca de un centenar de personas, estará liderada por el primer ministro, Shinzo Abe, que acudirá junto con el presidente de Tokio 2020 y del Comité Olímpico de Japón (COJ), Tsunekazu Takeda, el Gobernador tokiota, y un nutrido grupo de deportistas.

La central de Fukushima fue objeto de una de las peores crisis nucleares de la historia después de que el devastador tsunami del 11 de marzo de 2011 paralizara los sistemas de refrigeración de sus reactores nucleares. El operador de la central, Tokyo Electric Power (TEPCO), mantiene ahora el reto de contener las cerca de 300 toneladas de agua altamente contaminada que la planta filtra a diario al mar desde los sótanos de los reactores y el subsuelo.

Además, este mes de agosto TEPCO desveló nuevas filtraciones desde algunos de los contenedores que utiliza para almacenar este líquido radiactivo, que se incrementa a diario por la filtración de los acuíferos bajo los reactores.