Público
Público

"Torres se habría abstraído"

Entrenador del Liverpool. Aunque la ausencia del ‘Niño’ por lesión no permitirá comprobarlo, él lo tiene claro

PEPE GARCÍA-CARPINTERO

Parece que fue hace un siglo cuando Rafa Benítez (Madrid, 19 de abril de 1960) cogió las maletas y decidió dejar atrás el Turia para adentrarse en las profundidades de la Premier. Era una aventura arriesgada. El técnico madrileño se iba encumbrado. Atrás dejaba el Valencia, al que había llevado a los altares del fútbol español con dos títulos de Liga y una Copa de la UEFA. De eso, sólo han pasado cuatro años y Benítez sigue siendo fiel a su discurso serio y firme. No le gustan en demasía los debates. Eso sí, ahora no se queja de que le han traído una lámpara cuando reclamó un sofá a García Pitarch. El que ficha en el Liverpool es él.

¿Es tan diferente entrenar en Inglaterra? El mánager casi ni pisa el césped y no tiene mucho que ver con un entrenador en España.

Bueno, hay de todo. Es cierto que en mi caso a lo mejor paso más tiempo analizando otro tipo de cuestiones, pero siempre estoy en contacto con mis ayudantes durante todo el entrenamiento. Aquí el fútbol es de otra manera.

¿En qué difieren realmente la Premier y la Liga?

Son polos opuestos. Aunque la Liga, si miramos jugador por jugador puede tener más calidad, lo cierto es que la Premier físicamente es más competitiva.

Con cuatro años en Liverpool y el palmarés que se ha labrado, parece intocable, aunque el año pasado hubo rumores.

No me fijo en esas cosas. Lo importante es el trabajo. Aquí en Inglaterra no miran tanto al banquillo cuando las cosas van un poco mal. De todas formas, mira, nuestro éxito es el trabajo y la afición lo valora. El triunfo debe ser ése.

Supongo que en un plazo no muy lejano le gustaría regresar a España.

(Interrumpe) No es momento de hablar de eso.

Bien. Viendo que hasta ha cambiado el momento de cantar el Youll never walk alone, tiene intenciones de perpetuarse.

El rival tiene que sentir el ruido de Anfield. Me acuerdo de que en una ocasión, cuando fui con el Valencia al campo del Celtic, me quedé impresionado y los jugadores también por la manera de cantar el himno. Aquí se hacía cinco minutos antes, con los equipos en el vestuario y nosotros tenemos que emplear todas nuestras armas y Anfield es otra más.

¿Tan importante es la afición para cambiar el destino de un encuentro, además de una rutina centenaria en Anfield?

Los tiempos cambian y hay que adaptarse. De todas formas, todo el mundo lo ha acogido bien. Se charló los días previos al encuentro contra el Stoke City, que fue el que tocaba, y todo salió bien.

Hablando ya del Atlético, ¿qué le preocupa del equipo de Aguirre?

Es un buen bloque. Tiene grandes jugadores y ha comenzado la Champions sensacional. Estamos en alerta, aunque pienso que pueden tener problemas al no haber rotado por la poca presencia de plantilla.

¿Así que damos a los dos por clasificados para octavos?

No, todavía queda mucho. Cierto que hemos empezado muy bien, pero esto es la Liga de Campeones y, cuando menos te lo esperas, te dan un palo y te vas a casa sin saber cómo.

Si el Kun está con el día

No me gusta que se individualice el trabajo colectivo. Agüero es muy bueno y le marcaremos como se merece, pero si no tuviera a Forlán detrás, la fuerza de Maniche en el medio, el desborde de Simao, la defensa Un jugador no lo puede hacer todo.

¿Cómo veía el regreso de Torres al Calderón?

Complicado. Mucha tensión. Muchos sentimientos encontrados. Estoy convencido de que se habría abstraído de todo, pero no podemos contar con él.

Por cierto, ¿le han echado alguna vez en cara lo de fichar tantos españoles?

No, en Liverpool la gente está contenta.

No sé si recordará lo que le pasó a Van Gaal. En Barcelona todavía se acuerdan de la plaga de holandeses.

Es diferente. Ahora mismo hay cinco españoles, cierto. Pero el Liverpool tiene multitud de nacionalidades. No predomina una, además esto es un equipo.

¿En qué se diferencia este Liverpool al de otros años?

Somos más fuertes. Cada año acometemos refuerzos para consolidar el equipo arriba e intentar conseguir más títulos. Este año han llegado Keane y Riera, un magnífico refuerzo.

¿Es cierto que Riera se quedó un poco en fuera de juego cuando se enteró de que en el vestuario sólo se podía hablar inglés?

Fue un despiste normal de los primeros días. Es una anécdota. Somos un equipo inglés, por lo que todos los jugadores deben estar implicados con el idioma, la grada... Estando bajo la tutela del Liverpool, el idioma oficial es el inglés. No cabe ningún otro.

¿Xabi Alonso ha estado más fuera que dentro del Liverpool el pasado verano?

No me gusta hablar de hipótesis que podrían haber sucedido o que salen en la prensa. Xabi es muy importante para nosotros. Lleva años aquí y es uno más de la plantilla.

¿Pero estuvo en venta?

Hubo ofertas por él, pero al final decidimos no aceptar ninguna de ellas y ahora es una pieza fundamental en el equipo. Esto pasa a menudo en el fútbol.

Ahora que está de moda, ¿a quién le daría Rafa Benítez el Balón de Oro?

A Torres. Desde que llegó de Madrid, su trayectoria es merecedora de ello. Y después está la Eurocopa, en la que marcó el gol que dio el triunfo a España en la final. Yo no tengo dudas. Mi Balón de Oro sería para Fernando.

En el currículum de Benítez, falta una Liga con el Liverpool.

Y no te puedes imaginar lo que la gente la desea. Han pasado ya muchos años desde la última y nosotros estamos preparados para dar el salto e intentar llevarnos ese título. Para ello habrá que sufrir muchísimo.