Público
Público

Un tumor sorprende a Abidal

Un control rutinario detecta una dolencia en el hígado del defensa, de 31 años, que será intervenido de urgencia este jueves

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La noticia llegó a las redacciones a las diez de la noche, en forma de comunicado, cuando el día se daba ya casi por concluido sin más, pues el Barcelona había agotado su segundo día de descanso tras el partido ante el Sevilla, y decía simplemente: 'Al jugador Eric Abidal se le ha detectado un tumor en el hígado que será tratado quirúrgicamente el próximo jueves en BarnaClinic por el doctor Josep Fuster Obregón. Por expreso deseo del jugador, el club pide el máximo respeto al derecho a su privacidad'. El impacto de las cuatro líneas de la nota emitida por el Barça fue tremendo.

Porque Abidal tiene sólo 31 años y, sobre todo, porque su exhibición física esta temporada ha sido tal que nadie podría haber imaginado que el defensa francés podía verse afectado por una enfermedad de este tipo. Pero un control rutinario dio con el tumor y su carácter, benigno o maligno, será determinado el viernes, una vez se conozcan los resultados de la biopsia a la que será sometido.

El club se muestra optimista y pide máximo respeto a la privacidad del galo

En el club azulgrana, pese a todo, reina el optimismo. Confían en que, como en muchos otros casos, el tumor sea benigno y Abidal pueda reponerse en un periodo relativamente corto de tiempo. Tanto es así, que ni siquiera descartan que el zaguero francés pueda estar de vuelta en los terrenos de juego antes de que concluya la presente temporada. Sería el mejor premio para un jugador que, este curso, se había ganado la admiración y el reconocimiento generalizado por su excelente labor en el campo.

Llegado al Barcelona en junio de 2007, procedente del Lyon, le costó lo suyo adaptarse a los métodos y al sistema impuestos por Guardiola, después de cumplir con los de Rijkaard. Pero, una vez asimiló los conceptos y su papel dentro del equipo, el francés se ha convertido en una pieza imprescindible para el técnico azulgrana, que ha encontrado en él al mejor recambio para el lesionado Puyol.

Abidal había disputado hasta el momento 33 partidos, 22 en la Liga (20 de ellos como titular), seis en la Liga de Campeones y cinco en la Copa del Rey. 28 de ellos los jugó como titular. En total, 2.743 minutos, en los que, además, firmó el decisivo gol del empate en San Mamés (1-1), que permitió al Barça eliminar al Athletic en el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Copa.

El jugador estaba cuajando su mejor temporada desde que llegó al Barça

No sólo eso. Su concurso se había hecho tan indiscutible que hasta el Camp Nou ha coreado su nombre en más de una ocasión esta temporada. No suele suceder con los defensas, y menos si no son de la casa. Pero Abidal se ha ganado el respeto de la hinchada por su apego al trabajo, por su humildad y por su reconocimiento a Guardiola a quien, públicamente, ha agradecido lo mucho que ha crecido futbolísticamente en los últimos meses.

Impactado aún por el caso del jugador del Betis Miki Roqué, que comenzará el protocolo de quimioterapia y cirugía en el hospital USP Dexeus de Barcelona, por un tumor en la cadera, el mundo del fútbol reaccionó ayer con numerosas muestras de ánimo para el azulgrana, la mayoría a través de Twitter. 'Estoy muy triste. Espero que se recupere pronto', escribió el retirado Ronaldo. 'Todo mi apoyo y mucho ánimo para Abidal y su familia. Seguro que todo va bien. ¡Suerte!', le deseó Forlán. 'Desde aquí quisiera mostrar todo mi cariño y mi apoyo a Eric Abidal. Seguro que irá todo bien, lo merece, es un bestia!', se mostró cariñoso Iniesta. 'Mucho ánimo a Abidal y a Miki, dos grandes deportistas', escribió De Gea. 'Recemos por él', sugirió Kaka. Mucho ánimo y mucha fuerza a Abidal. Malas noticias para el fútbol. Hay que disfrutar el día a día siempre', concluyó Cesc.