Público
Público

Ucrania, la ambición del anfitrión

Debutantes en una Eurocopa, los ucranianos llegan cargados del optimismo introducido por su seleccionador, pero con muy pocas posibilidades de superar la fase de grupos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ucrania, organizadora de la Eurocopa junto a Polonia, se agarra como clavo ardiendo a su condición de anfitrión para salir vivo del grupo D, que incluye a Inglaterra, Francia y Suecia. 'No podemos desaprovechar la oportunidad. Sólo los mejores equipos disputan la Eurocopa', aseguró Oleg Blokhín, seleccionador ucraniano y legendario futbolista soviético. Los ucranianos debutan en la fase final de una Eurocopa. Además comparte con la coanfitriona Polonia el deshonor de ser la peor selección del campeonato según el ranking FIFA.  Sin embargo, Blokhín se ha encargado de llenar de moral a sus jugadores y más alto no puede apuntar: 'El objetivo principal es ser campeones'.

Ucrania tiene una confianza ciega en sus dos talismanes: el propio Blokhín, quien les llevó en el Mundial de Alemania (2006) a los cuartos de final; y Andréi Shevchenko, el mejor jugador en los 20 años de independencia del país y Balón de Oro en 2004. Aunque no es seguro que el delantero del Dinamo Kiev vaya a ser titular, ya que Blokhín no se casa con nadie, Sheva es el perfecto revulsivo para una selección que no se clasificó para el Mundial de Suráfrica. 

La Ucrania actual es un equipo renovado, un cóctel entre la vieja guardia (Voronin, Tymoschuk, Nazarenko) y una nueva hornada de jugadores mucho más atrevidos que sus antecesores. Con apenas 22 años, Yarmólenko se perfila como una de las grandes sorpresas de la Eurocopa. Con una potente zurda y 1,87 metros de altura, en carrera el jugador del Dinamo es casi imparable. Sin duda, el bastión del grupo es el medio centro del Bayern Múnich, Anatoli Tymoschuk, el capitán, el termómetro anímico del equipo y que jugará incrustado en la defensa en caso de necesidad.

Shevchenko, conocido cariñosamente como Sheva, carece a sus 35 años de la potencia física que le hizo famoso en el Milán, pero aún no ha perdido el olfato de gol. Estrella casi olvidada en la vieja Europa, pasa los últimos días de profesional en su equipo de toda la vida, el Dínamo de Kiev, con el que deslumbró a finales de los noventa.

Esta vieja gloria del fútbol europeo, considerado uno de los mejores delanteros continentales de la pasada década, se prepara estos días para afrontar el último gran reto de su carrera: hacer que su Ucrania llegue a lo más alto en la Eurocopa que jugará en casa.

Nacimiento: 5-11-1952, Kiev

Antigüedad como seleccionador: 21-4-2011

 

Blokhín ganó muchos trofeos con el Dinamo Kiev a lo largo de su carrera y disputó los Mundiales de 1982 (España) y 1986 (México), pero nunca jugó una Eurocopa de naciones, a la que por fin llega, aunque sea de entrenador. Fue Balón de Oro en  1975 y todavía sigue siendo el máximo goleador de la historia del Dinamo con 211 tantos. Antes de llegar a la selección, entrenó al Olympiakos, al PAOK y al Ionikos, todos equipos griegos. Empezó a dirigir a Ucrania en 2003 y tras un descanso de tres años volvió a cogerla en 2011. Blokhín tiene en su haber el logro de llevar al combinado ucraniano hasta los cuartos de final del Mundial de 2006.

 




 

DATOS

Ranking FIFA: 50.

Títulos: --

Partidos jugados en competiciones UEFA: 42 (16 victorias, 13 empates y 13 derrotas).

Partidos jugados en competiciones mundiales: 53 (25 victorias, 18 empates y 10 derrotas).

HISTORIAL EN LAS EUROCOPAS

Campeón: --

Subcampeón: --

Semifinalista: --

Cuartos de final: --

Participaciones en la fase final: --

Partidos en Campeonatos de Europa (incluida fase de clasificación): 42 (16 victorias, 13 empates, 13 derrotas, 56 goles a favor y 48 en contra).

Victoria más amplia: Ucrania 5 - Islas Feroe 0 (17.10.2007).

Derrota más amplia: Croacia 4 - Ucrania 0 (25.03.1995).