Público
Público

Valdés, Iniesta y Xavi, únicos supervivientes de la plaga de lesiones

Puyol y Márquez han sufrido cinco distintas, Jorquera y Eto'o las más largas, Messi y Deco musculares y Ronaldinho, las más extrañas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portero Víctor Valdés y los centrocampistas Andrés Iniesta y Xavi Hernández, aparte del meta José Manuel Pinto, fichado en el mercado de invierno, son los únicos jugadores del Barcelona que no se han lesionado esta temporada. El resto de componentes de la plantilla -hasta un total de veinte- ha sufrido algún tipo de problema físico en lo que va de campaña, y dieciséis de ellos, además, han sido reincidentes.

En total, 53 contratiempos de salud -entre lesiones nuevas y recaídas-, de los cuales 24 han sido lesiones musculares, que acumulan 1.058 días de baja. Entre los lesionados, quienes han salido mejor parados han sido los defensas Lilian Thuram y Gabriel Milito, que apenas estuvieron unos días de baja por unas molestias en el muslo derecho y en el aductor de la pierna izquierda, respectivamente.

Eto'o y Jorquera, con las lesiones más largas

Por contra, el meta Albert Jorquera, que se rompió el ligamento cruzado anterior y el menisco externo de la rodilla derecha en el amistoso de Navidad entre Euskadi y Cataluña (seis meses de baja), y el delantero Samuel Eto'o, que estuvo tres meses en el dique seco tras romperse el recto anterior de la pierna derecha durante el Trofeo Joan Gamper, han sufrido las lesiones más graves.

El ránking de lesiones los encabezan Rafael Márquez y Carles Puyol, con cinco cada uno. El capitán del Barcelona se rompió el ligamento lateral externo de la rodilla izquierda en un amistoso de pretemporada y el psoas ilíaco de la pierna derecha a finales de enero, además de otras molestias musculares y contusiones de diversa índole a lo largo de la temporada.

El mexicano sufrió una rotura muscular importante (en el sóleo de la pierna derecha) durante el Stuttgart-Barça de Liga de Campeones y el resto han sido lesiones de corta duración, excepto la que le mantiene actualmente en el dique seco: un golpe en el pie derecho que sufrió ante el Celtic de Glasgow y que le ha provocado un edema óseo del que hace ya casi un mes que intenta recuperarse.

Las lesiones musculares, un lastre esta temporada

El centrocampista Deco es otro de los futbolistas de la plantilla azulgrana que esta temporada se ha convertido en un asiduo de la enfermería. El internacional portugués sufrió en octubre pasado una rotura del aductor medio de la pierna izquierda, una lesión de la que se resintió posteriormente.

En la actualidad, se recupera de una elongación en el sóleo de la pierna derecha. En su primer temporada como azulgrana, el centrocampista Touré Yaya tampoco ha tenido suerte con las lesiones. El marfileño ha tenido problemas físicos de varios tipos: desde una rotura del bíceps femoral de la pierna izquierda a principios de temporada hasta una sinusitis que le obligó a perderse dos partidos a final de año (ante el Deportivo y el Sttutgart), pasando por sus delicados problemas de espalda, que le tienen lastrado desde hace ya varias semanas y que están causados por una hernia discal de la que podría tener que operarse al final de esta campaña.

Lionel Messi y sus graves roturas fibrilares (la última ante el Celtic, en el bíceps femoral de la pierna izquierda que le tendrá unas seis semanas de baja), los eternos problemas en la rodilla derecha de Jose Edmilson, la misteriosa lesión que el delantero Giovani dos Santos arrastra en su tobillo izquierdo y que le podría obligar a pasar por el quirófano, la discopatía lumbar crónica que parece Thierry Henry o la mala racha de Oleguer Presas, prácticamente inédito los tres últimos meses por un síndrome de isquiotibiales, primero, y la rotura de un dedo de la mano izquierda después, se suman a la lista de infortunios del conjunto azulgrana.

Las extrañas lesiones de Ronaldinho 

Capítulo aparte merecen los contratiempos, en forma de extrañas lesiones, del delantero Ronaldo de Assís 'Ronaldinho', sobre el que sigue planeando la duda, al haberse ausentado en bastantes partidos por problemas físicos que en principio no revestían gravedad pero que siempre se han acabado alargando mucho más de lo previsto. El internacional brasileño sufrió unas molestias en el gemelo izquierdo durante un entrenamiento a principios de temporada y se perdió, de una tacada, los encuentros ante el Sevilla, el Zaragoza y el Levante.

Tras volver de las vacaciones navideñas, una supuesta tendinitis en la rodilla izquierda le apartó de los terrenos de juego durante un mes, aunque en realidad, lo que hizo el punta brasileño fue aprovechar el inicio de año para hacer una pretemporada en toda regla. En la última semana, no se ha entrenado con normalidad por culpa de unas extrañas molestias en el aductor derecho, que ya le dejaron fuera de la convocatoria ante el Almería. La resonancia a la que se sometió ayer desveló que no existe lesión alguna. Lo que tiene o deja de tener Ronnie, sólo él lo sabe.