Público
Público

Velasco Carballo, la representación arbitral de España

El madrileño cumple uno de sus sueños -el olímpico tendrá que esperar- y pitará el partido inaugural. La Eurocopa implanta el juez de área

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una Eurocopa, como cualquier competición futbolística, necesita de un juez que determine que las reglas del juego se cumplen. Y esa es la obsesión de Pierluigi Collina, jefe de arbitrajes de la UEFA, para la cita de Polonia y Ucrania. Por eso será un torneo en el que entrarán en juego un total de 80 árbitros, por la novedad de la inclusión del juez de área. 

Este apoyará, por primera vez en una fase final, al colegiado principal y a los jueces de banda para observar con lupa todo lo que suceda en las acciones dentro del perímetro del área. La zona más comprometida del campo, donde se deciden las jugadas más importantes y donde un fallo o un acierto pueden determinar un resultado, una eliminatoria y un campeonato.

España estará también representada en este colectivo por el grupo que lidera el colegiado madrileño Carlos Velasco Carballo, que adquirirá protagonismo desde el primer minuto, ya que será el encargado de arbitrar el partido inaugural del viernes entre Polonia y Grecia en el estadio Nacional de Varsovia a las 18 horas. 

Velasco Carballo estará acompañado por Fernández Borbalán, Clos Gómez, Alonso Fernández, Yuste Jiménez y Calvo Guadamuro. 

Hace cuatro años, cuando iba a pitar su primer partido internacional, el madrileño Carlos Velasco Carballo cumplió la tradición y dejó un papel en el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén. En él plasmó su deseo de participar en un futuro en una competición como los Juegos Olímpicos.

Su aspiración olímpica no se ha cumplido, pero aquel Israel-Chile de selecciones absolutas fue el comienzo de un camino que cuatro años después le ha llevado a estar entre los doce elegidos para la Eurocopa de Polonia y Ucrania y entre los preseleccionados para el Mundial de Brasil 2014.

Nacido en Madrid en 1971 y dedicado al arbitraje desde 1987, Velasco Carballo supo el pasado 20 de diciembre que iba a representar en la Eurocopa a los árbitros españoles, colectivo al que llegó de la mano de su amigo Antonio Rubinos Pérez y al que sitúa 'entre los mejores de Europa y del mundo'.

Árbitro de Primera desde 2004 -debutó en un Barcelona-Sevilla-, e internacional desde 2008, Velasco convirtió hace tres años el arbitraje en su principal ocupación cuando decidió abandonar su trabajo como director de una oficina de ingenieros.

Su total dedicación, que compagina con dar clases de reglas de juego en la universidad a futuros entrenadores, le ha convertido, según sus palabras, en un 'amante del fútbol y un currante del arbitraje'. Sólo con escucharle se comprueba que es verdad.

Entrena todos los días de la semana menos uno, tres con sesión doble, y los miércoles revisa el último partido que ha pitado. Lo trocea en clips de vídeo y lo analiza con sus asistentes. Los jueves busca o revisa imágenes de los equipos a los que tiene que pitar y las jornadas que no arbitra se 'traga todos los partidos' que puede. Le 'encanta el fútbol' y 'seguir a los equipos, los jugadores, sus tácticas y sus estrategias'.

Con Díaz Vega y Medina Cantalejo como referentes, Velasco Carballo ha crecido como árbitro con la resignación de no poder dirigir nunca un clásico de la Liga española por su adscripción al comité madrileño, y como 'víctima', en parte, del éxito de los clubes españoles.

En las competiciones europeas ya tiene la experiencia de haber pitado la final de la Liga Europa de 2011 entre los portugueses del Oporto y el Sporting de Braga y este año ha acompañado al portugués Pedro Proença como cuarto árbitro en la final entre el Chelsea y el Bayern.

Carlos Velasco Carballo (España)

Cuneyt Cakir (Turquía)

Jonas Eriksson (Suecia)

Viktor Kassai (Hungría)

Bjorn Kuipers (Holanda)

Stephane Lannoy (Francia)

Pedro Proença (Portugal)

Nicola Rizzoli (Italia)

Damir Skomina (Eslovenia)

Wolfgang Stark (Alemania)

Craig Thomson (Escocia)

Howard Webb (Inglaterra)