Público
Público

El Yankee Stadium celebra su último partido con un encuentro histórico que reunió a las estrellas de este deporte

Al finalizar la temporada el clásico recinto será demolido

PÚBLICO.ES / AGENCIAS

El estadio más legendario del béisbol profesional de las Grandes Ligas, el Yankee Stadium, volvió a vivir una jornada histórica. Esta vez tuvo como protagonistas a las Estrellas del deporte que es pasatiempo nacional que se despidieron del recinto con la celebración de la 79 edición del "Clásico de Verano".

Al margen del triunfo por 4-3 de la Liga Americana frente a la Nacional, el partido, que se tuvo que decidir en la decimoquinta entrada, después de cuatro horas y 50 minutos, generó el mayor número de emociones que se recuerdan en un "Clásico de Verano".

El motivo es que éste ha sido el último partido celebrado en el Yankee Stadium, después de una existencia de 85 años y de ser el escenario donde jugaron los legendarios Babe Ruth, Lou Gehrig, Joe DiMaggio y Mickey Mantle, entre otras de las grandes leyendas del béisbol.

Cuando concluya la presente temporada, el Yankee Stadium, la sede del equipo con más títulos de campeón del mundo dentro del deporte profesional, los Yanquis de Nueva York, será demolido para que la próxima temporada comiencen a jugar en el nuevo estadio, que ya se está construyendo.

La cita histórica con el "Clásico de Verano" en el Yankee Stadium atrajo una asistencia récord de 55.632 aficionados que, sin importarles que fuese el Juego de las Estrellas con las entradas más costosas de la historia, con precios entre 150 y 725 dólares, también pasaron a formar parte de la jornada de despedida y homenaje.