Público
Público

Las aerolíneas confían en los reguladores pero piden una acción coordinada sobre el Boeing 737 MAX

Su tarea es analizar los cambios acometidos por el constructor estadounidense en el software del avión, suspendido de servicio desde mediados del mes de marzo.

Vista de aviones aparcados en una pista del aeropuerto de Gatwick en Sussex (Reino Unido). (FACUNDO ARRIZABALAGA | EFE)

europa press

La industria aérea mundial ha instado a los reguladores de aviación, en cuyas manos está decidir cuándo se levantará el veto al Boeing 737 MAX, a que coordinen sus acciones de cara a analizar los cambios acometidos por el constructor estadounidense en el software del avión, suspendido de servicio desde mediados del mes de marzo, si bien han reiterado su plena confianza en el sistema.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, en sus siglas en inglés) ha dejado claro que la decisión corresponde a los reguladores al mismo tiempo que ha reiterado su plena confianza en Boeing y en su cooperación con la investigación, ha firmado el presidente de la junta directiva de la asociación, Akbar Al Baker, y consejero delegado de Qatar Airways, durante su 75 asamblea. "El asunto está bajo investigación y tenemos absoluta confianza en los reguladores", ha dicho.

"Cualquier ruptura entre reguladores no interesa a nadie", ha afirmado el director general y consejero de la IATA, Alexandre de Juniac, durante la asamblea anual de la patronal aérea, ante la posibilidad de que los diferentes reguladores de aviación ejerzan su derecho a tomar sus propias decisiones, al margen de que trabajen con otros reguladores en la adopción de medidas conjuntas.

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) dijo que esperaba poder aprobar que el 737 MAX vuelva a entrar en servicio a finales de junio. No obstante, advirtió que no había un calendario firme para levantar el veto al modelo de avión. La IATA no espera que el 737 MAX pueda volver al servicio antes de agosto.

"Ciertamente, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) analizará de cerca los resultados y luego tomará una decisión, como claramente ha transmitido, de la que por supuesto, hará partícipe al resto de reguladores", dijo a Reuters la Comisionada de Transporte europea, Violeta Bulc, quién preguntada sobre los plazos, se limitó a confiar en que el proceso se realice "lo antes posible".

Una vez que la autoridad aeronáutica de los Estados Unidos levante la prohibición de volara los Boeing 737 MAX, las aerolíneas tendrán que pasar entre 100 y 150 horas preparando cada avión para volar de nuevo, además de entrenar a los pilotos en el nuevo software.

Cumbre específica

La IATA organizará una cumbre al respecto en cinco o siete semanas con el objetivo de conocer las modificaciones y actualizaciones respecto a los aviones Boeing 737 MAX, que señala que la posibilidad de reclamar compensaciones de forma conjunta no está sobre la mesa.

Las principales aerolíneas estadounidenses y mayores clientes de este modelo de avión, United Airlines, Southwest Airlines y American Airlines, han extendido a principios de agosto la retirada de los 737 MAX de sus operaciones, a la espera de cómo evolucionan las pertinentes certificaciones.

Más noticias de Economía