Público
Público

Armamento España incrementa un 133% la venta de armas a Arabia Saudí

Nuestro país bate un nuevo récord de venta de armas, cuya exportación creció un 7,3% en 2017, registrando un segundo máximo consecutivo en dos años. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Un carro de combate Leopard durante el desfile de las Fuerzas Armadas / Pepe Zamora (EFE)

España no deja de incrementar su exportación de armas. Por segundo año consecutivo nuestro país ha vuelto a registrar un nuevo récord de venta de armas. Así lo afirma una información publicada este martes por El País. España vendió armas el año pasado por un valor de 4.346,7 millones de euros, un 7,3% más que en 2016, que ha había sido marcado una cifra histórica.

Sin tener en cuenta los países de la UE y de la OTAN, que acaparan más del 72% del negocio, Arabia Saudí es el primer cliente de la industria armamentística española. El año pasado los saudíes nos compraron material bélico por 270,2 millones de euros, lo que representa un 133% más que el en 2016, desbancando a Egipto.

Arabia Saudí, uno de los instigadores de la intervención militar a Yemen y acusado de estar al frente de una coalición acusada de cometer crímenes contra la humanidad contra ese país, compró a España en 2017 un avión de transporte, repuestos para aeronaves, aviones no tripulados, granadas de mortero, munición de artillería, entre otras cosas. El apartado de municiones es particularmente llamativo porque se ha triplicado en el último años. Si en 2016 España le vendió munición por valor de 34,7 millones de euros, el año pasado esa cifra fue ligeramente superior a 90 millones. 

Si bien el Gobierno asegura que “todas las licencias relativas a munición fueron acompañadas de certificados de último destino con estrictas cláusulas de no reexportación y uso fuera del territorio del país”, tal como recoge El País, las ONG que forman la campaña Armas bajo Control (Amnistía Internacional, Oxfam Intermón, Greenpeace y Fudipau) denuncian que no existe verificación de su uso.

Otros de los principales compradores de munición entre los países árabes son Irak, con 33 millones de balas, Emiratos Árabes Unidos (27,3 millones en bombas, granadas de mortero, cartuchos y torpedos), Marruecos que adquirió granadas de mortero y munición antiaérea por un valor cercano a los 15 millones de euros y Túnez, que adquirió munición de artillería, cartuchos y granadas por 11,4 millones. 

Según la información, España denegó dos licencias de exportación de armas a Israel, aduciendo el peligro de desestabilización de la zona. Se trataba de diez cañones para desarrollo de rifles y 17 direcciones de tiro por 1,9 millones.