Público
Público

El Banco de España interviene el Banco de Madrid, de la Banca Privada Andorrana

La banca en la que los Pujol ocultaban su fortuna controla el cien por cien de la entidad intervenida en España. El banco pide "tranquilidad absoluta" a sus clientes

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5

Detalle del edificio del Banco de España, en Madrid. REUTERS

MADRID.- El Banco de España ha acordado intervenir el Banco de Madrid, propiedad cien por cien de la Banca Privada de Andorra (BPA), a su vez intervenida este martes por el Instituto Nacional Andorrano de Finanzas.

Según explica la entidad en su página web, Banco Madrid está especializada en la gestión de instituciones de inversión colectivas (fondos de inversión y SICAV), entre otros servicios. 

El departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció este martes su decisión de considerar a la entidad andorrana Banca Privada de Andorra como una institución financiera extranjera sometida a preocupación de primer orden en materia de blanqueo de capitales y ha propuesto medidas que afectan a la entidad y a su grupo.

Tras este anuncio, el Instituto Nacional Andorrano de Finanzas anunció la intervención del banco y esta tarde se ha reunido la Comisión Ejecutiva del Banco de España y ha decidido intervenir el Banco de Madrid, que es propiedad de BPA.

En nota de prensa, el Banco de España explica que la decisión se ha tomado para asegurar la continuidad de la actividad de esta entidad y ha designado como interventores a José Luis Gracia Cáceres y a Alejandro Gobernado Hernández, empleados del Banco de España.

Explica que, según la información recibida del INAF, su decisión no está basada en una eventual debilidad financiera del BPA ni de su grupo, sino en la necesidad de asegurar el cumplimiento por la Banca Privada Andorrana de la normativa de blanqueo de capitales.

Banco de Madrid, fundado en 1957, gestiona más de 40.000 millones de euros en activos, en un negocio que se centra en la banca privada, con presencia en países con un trato fiscal singular como la propia Andorra, Suiza, Luxemburgo, Panamá y Uruguay.

Banco de Madrid fue adquirido por BPA en el verano de 2011, cuando era propiedad de la guipuzcoana Kutxa, con lo que pasó a ser la primera entidad andorrana en obtener licencia bancaria en España.

Un año más tarde BPA compró la gestora de patrimonios Nordkapp e intentó hacerse, sin conseguirlo, con Inversis Banco.

BPA cuenta en España con una alianza estratégica con el grupo formado por Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura para vender productos de inversión de forma conjunta e integrar sus sociedades gestoras en instituciones de inversión colectiva.

En noviembre de 2013, Banco Madrid alcanzó otro acuerdo con un grupo de antiguas cajas (BMN), para hacerse con su gestora y ocuparse de los fondos de inversión que se distribuyen en exclusiva en la red comercial del grupo creado por Caja Murcia, Caja Granada y la balear Sa Nostra.

BPA, tras el anuncio de la autoridad andorrana de intervenirla, ha anunciado que "abrirá una investigación interna" para "esclarecer inmediatamente los hechos, corregir operativas internas y depurar responsabilidades".

La entidad intenta tranquilizar a sus clientes

Banco Madrid ha lanzado un mensaje de "tranquilidad absoluta" a sus clientes y ha asegurado que pese a esta medida sigue operando "con total normalidad", informaron a Europa Press en fuentes del banco.

Las mismas fuentes explicaron que la entidad especializada en banca privada y gestión de patrimonio, que estará sometida al proceso de intervención durante un periodo preventivo de 60 días, "está al corriente de todas las inspecciones y cumple con todos los criterios de solvencia, liquidez y capitalización establecidos".

Asimismo, Banco Madrid ha puesto en valor la "escrupulosidad total" con la que se desenvuelve en su operativa diaria, y prueba de ello es que su presidente, José Pérez, fue anteriormente director del servicio de Supervisión del Banco de España.